miércoles 16/6/21

Ante el juez por decapitar a su pareja

Carmen Merino, la acusada por el crimen de Castro Urdiales  asegura que no tuvo "nada que ver" con la desaparición y muerte de su pareja, Jesús María Baranda, cuyo cráneo apareció en una caja

castro urdiales
La acusada, saliendo del juzgado custodiada por la guardia civil

La acusada, ha asegurado que no tuvo "nada que ver" con la desaparición y fallecimiento de Jesús Mari, su pareja, el jubilado vasco de 67 años cuya cabeza apareció en una caja, y que no tiene "ni idea" de qué ha "podido ocurrir".

Es lo declarado por Carmen Merino en el Juzgado de Instrucción número 3 de la localidad que investiga el caso, ante el que ha comparecido, descubriendo todo lo sucedido a Jesús María Baranda.

Según su abogado y contra lo que se esperaba, la procesada -de 61 años y natural de Sevilla- sí ha declarado ante el juez, pero sobre todo ha manifestado que ella no ha tenido "nada que ver en el fallecimiento y desaparición" de su novio, con quien vivía desde hacía siete años y que los dos "se querían muchísimo".

Ella fue la que dejó a su amiga una caja diciendo ser un juguete sexual para que se la guardara y que tras meses y el mal olor que desprendía en septiembre de 2019 decidió ir abriendo, que tras un envoltorio de cuatro capas, la última un neceser, apareció la parte superior de un cráneo y a pesar de todo Carmen declara en el Juzgado que no tiene "ni idea de lo que pudo ocurrir".

Tras el hallazgo, la amiga salió corriendo a casa de su hermana, los nervios se apoderaron de las dos e informaron a los agentes y posteriormente tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios y trasladada al centro de salud Cotolino de Castro Urdiales.

Aparentemente estaba tranquila

Merino ha llegado a la sede judicial sobre las once de la mañana y ha salido unos veinte minutos después, escoltada en ambos casos por la Guardia Civil, ya que su declaración ha durado "muy poco".

Se ha limitado a negar su participación en lo ocurrido, su letrado ha indicado que ha comparecido "relativamente tranquila", teniendo en cuenta las circunstancias y la causa.

También han citado a la hermana de la mujer que descubrió el cráneo, y que ha ratificado que Carmen y Jesús Mari "se llevaban fenomenal", contradiciendo así lo sostenido por el primo y otros familiares de la víctima, que han declarado que ambos mantenían una "mala relación".

La presunta asesina se encuentra en prisión provisional, en el centro penitenciario de El Dueso (Santoña), desde que se descubrió el truculento suceso hace ya más de un año, el 28 de septiembre de 2019

Tras el hallazgo la Guardia Civil de Cantabria, con apoyo de especialistas de Madrid y con ayuda de perros, registraron el piso donde vivían, examinaron también los terrenos que tenía el fallecido en la zona, y hasta se desplazó al vertedero de Meruelo, el más grande de Cantabria, para informarse sobre tratamiento de residuos.

La identidad del dueño del cráneo se determinó días después de su aparición por las pruebas forenses que se practicaron.

El juez decretó el secreto de las actuaciones y lo prorrogó durante varios meses, hasta el pasado 30 de junio cuando se levantó, es decir, nueve meses después de encontrar los restos mortales. Y en julio la Audiencia Provincial de Cantabria denegó la libertad provisional a la procesada al apreciar riesgo de fuga, entre otros motivos.

Más de un año después de lo sucedido quedan todavía por despejar muchas dudas sobre el caso, como el motivo del crimen, dónde se produjo o dónde se encuentra el resto del cuerpo del fallecido.

Estaba deprimida y asustada

Según su representante legal, cuando desapareció su pareja ella estaba "muy deprimida" y no dormía en la habitación que ambos compartían, sino en un sillón de la vivienda. Además, pasaba "muchos periodos somnolienta", ya que tomaba pastillas, y estaba también "muy asustada" porque "empezó a notar" como si "alguien entrara en la casa" por lo que decidió cambiar en "dos ocasiones" la cerradura de la puerta, llegó a justificar la ausencia de la víctima diciendo que "estaba en Punta Cana, con fulanas"

Comentarios