lunes 06.07.2020

Igualdad denuncia ante Fiscalía presunta agresión de Mossos a mujer migrante

La Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad Ético-Racial del Ministerio de Igualdad ha denunciado ante la Fiscalía Provincial de Barcelona la presunta detención violenta de una mujer migrante por parte de dos agentes de los Mossos d'Esquadra

Igualdad denuncia ante Fiscalía presunta agresión de Mossos a mujer migrante

Esta Dirección ha informado de que ha presentado una denuncia ante la fiscal delegada de sala para delitos de odio y discriminación de la Fiscalía Provincial de Barcelona por unos hechos que "podrían ser constitutivos de un presunto delito de odio o de discriminación contra la integridad moral, contra la libertad y de lesiones por motivos racistas y/o étnicos".

En un comunicado, la Dirección General de Igualdad de Trato y Diversidad Ético-Racial ha precisado que el pasado 11 de abril una mujer migrante sufrió "presuntas agresiones verbales y físicas" por parte de dos agentes de los Mossos d'Esquadra cuando regresaba de su trabajo como limpiadora en el hotel medicalizado Plaza Barcelona.

La Dirección "deplora profundamente la presunta humillación y vejación que esta mujer sufrió por parte de estos agentes cuya función es, precisamente, defender sus derechos, entre el que se encuentra el de ser tratada con respeto y dignidad con independencia de sus rasgos étnicos, raciales o de su lugar de origen".

El Ministerio de Igualdad ha incidido en un comunicado en que el racismo y la xenofobia no pueden tener cabida en España y en que la no discriminación por raza, origen o género es un derecho protegido por la Constitución Española.

La mujer denunció a los mossos d'esquadra que la arrestaron por un delito de detención ilegal y otro de lesiones ante los juzgados de Badalona (Barcelona).

Por su parte, los Mossos d'Esquadra mantienen que la actuación de los agentes fue correcta y que la mujer fue detenida por un delito de atentado a la autoridad y otro de lesiones, después de que presuntamente agrediera a los policías que trataban de identificarla por saltarse el confinamiento.

Según la versión de la policía catalana, la detención tuvo lugar el pasado 11 de abril, cuando estaba vigente la fase más estricta del confinamiento y los Mossos sorprendieron a la mujer conversando con otras dos personas en la calle, sin respetar las medidas de seguridad.

Cuando se disponían a identificarla para sancionarla por saltarse el confinamiento, sostiene la policía autonómica, la mujer reaccionó de forma hostil, profirió graves insultos contra los agentes y se encaró de forma agresiva con ellos, a uno de los cuales mordió supuestamente en un dedo.

Tras la detención, los Mossos remitieron el atestado policial a los juzgados de Badalona para que investigaran los hechos. 

Comentarios