miércoles 1/12/21

Los Mossos detienen en Barcelona a una banda que robaba móviles y después los vendía

Los Mossos d'Esquadra han recuperado una veintena de modelos de alta gama y de reciente lanzamiento con un valor de más de 10.000 euros en Barcelona

mossos

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Barcelona a tres personas que formaban parte de una banda dedicada a la venta de móviles que previamente habían sido sustraídos, y han recuperado una veintena de modelos de alta gama y de reciente lanzamiento con un valor de más de 10.000 euros.

La policía catalana ha informado este domingo de que el pasado miércoles efectivos de los Mossos llevaron a cabo dos entradas judiciales simultáneas en dos pisos ocupados en el barrio del Besòs del distrito de Sant Martí, lo que permitió "desarticular un grupo criminal que se dedicaba de forma organizada y continuada a cometer delitos de receptación de aparatos electrónicos sustraídos previamente por hurto o robos violentos".

Durante la operación fueron localizadas tres de las personas que vivían en estos domicilios y quedaron detenidas.

El operativo permitió recuperar 21 teléfonos móviles, una tableta y un ordenador portátil, presuntamente sustraídos, algunos de ellos procedentes de robos con violencia e intimidación ocurridos en los últimos días en el distrito de Sant Martí.

Uno de los aparatos localizados fue sustraído la misma mañana del día 21 a una mujer de 78 años que viajaba en un autobús de línea y llevaba el terminal dentro de su bolsa de mano, de donde le fue hurtado.

La mujer solo pudo ver que tres hombres bajaban con mucha prisa del vehículo y se llevaban su teléfono.

Hasta el momento, se han podido devolver cuatro de los móviles sustraídos y continúan las gestiones para determinar la propiedad del resto de los aparatos para poderlos retornar a sus dueños.

De las investigaciones realizadas, se ha podido determinar que el grupo investigado "solo ejercía tareas de receptación y en ningún caso se encargaba de cometer los hurtos o robos violentos de los móviles o el material electrónico".

Los autores de los hechos delictivos acudían a estos dos inmuebles para entregar el material robado y los miembros del grupo desarticulado, formado por cuatro personas, se encargaban de ponerlos a la venta.

Con estas detenciones, la policía "espera reducir el volumen de delitos contra el patrimonio cometidos en la zona, eliminando dos puntos de receptación claves para dar salida rápida a los objetos sustraídos".

Las tres personas detenidas pasaron a disposición judicial y posteriormente quedaron en libertad. 

Comentarios