miércoles 27/10/21

Declaran los policías por entrar a la fuerza en una fiesta durante la pandemia

Seis policías nacionales declaran hoy en un juzgado sobre su intervención en una fiesta en un piso en plena pandemia, en el que entraron a la fuerza 

Imagen de la entrada de la Policía  (1)
Imagen de la entrada de la Policía en la fiesta

Seis policías nacionales declaran este viernes en un juzgado madrileño sobre su intervención en una fiesta celebrada en un piso turístico en plena pandemia, en el que entraron a la fuerza y que se hizo viral al ser grabada, tras lo que el inquilino presentó querella por allanamiento de morada.

El Juzgado de Instrucción número 28 de Madrid acordó el pasado mes de julio investigar una querella contra seis policías por entrar presuntamente a la fuerza el pasado 21 de marzo en un piso turístico de la capital donde se celebraba una fiesta pese a las restricciones para combatir la pandemia, y citó a los agentes como querellados para este viernes.

La actuación, conocida popularmente como "patada en la puerta", se hizo viral y abrió un debate en los medios sobre la legalidad de la intervención policial.

En el auto en el que tomó esa decisión el juez explica que los hechos descritos en la querella "hacen presumir la posible existencia de delito de allanamiento de morada".

La entrada de los agentes se produjo el 21 de marzo en un piso turístico de la calle Lagasca, ubicada en el distrito madrileño de Salamanca, en el que los integrantes, que estaban celebrando una fiesta, se negaron a abrir la puerta a requerimiento de la Policía.

En el auto en el que el juez asume la querella admite que no están determinadas "la naturaleza y circunstancias" de los hechos descritos en la querella, "ni las personas que en ellos han intervenido".

Y cita para este viernes a los policías como querellados, así como al inquilino querellante y a dos testigos.

El letrado Juan Gonzalo Ospina, que ejerce la acusación particular del inquilino del inmueble, ha dicho a Efe que “esta querella es un éxito de la democracia que demuestra que la inviolabilidad del domicilio y los derechos fundamentales tienen su aplicación directa como garantías para los poderes públicos".

Así queda reflejado, entiende el bufete Ospina Abogados, en la decisión de la Audiencia Provincial que estimó su recurso de apelación cerrando la investigación por un presunto delito de desobediencia y ordenó la investigación por allanamiento de morada "contra los agentes que sin orden judicial y sin respetar el mandato expreso de nuestro orden constitucional decidieron entrar ilícitamente en el domicilio".

Este caso no es el único que investiga un juez por la supuesta entrada a la fuerza de policías en un domicilio que incumplía las normas impuestas con motivo de la pandemia: El juzgado de instrucción número 4 de Madrid investiga también la actuación de doce policías por supuestamente entrar en un piso sin orden judicial el 9 de diciembre de 2020.

De hecho el magistrado del juzgado número 28 que investiga la fiesta de la calle Lagasca intentó inhibirse a favor de este, si bien su titular lo rechazó y le devolvió la causa. 

Comentarios