domingo 1/8/21

Todo lo que puedes necesitar para empezar a tatuar

Si eres un amante de los tatuajes, se te da bien dibujar y te encantaría dar el primer paso para conseguir convertirte en un artista de este gremio, ¡has llegado al lugar más indicado! Sabemos que iniciarse en un mundo tan competitivo como este no es fácil, pero no por ello has de tirar la toalla. Convertirse en un artista de los tatuajes, más que otra cosa, requiere de mucha dedicación, mucho esfuerzo y, sobre todo, muchas horas de trabajo y práctica que serán las que te darán ese apoyo para que puedas coger confianza en ti mismo y empezar a crecer en el mundillo
Imagen

Cada vez son más las personas que se sienten atraídas por este sector en el que, además de conseguir un buen trabajo, también se puede dar rienda suelta a la imaginación creando piezas únicas que otras personas llevarán para siempre en su piel. Empezar a tatuar, al contrario de lo que se suele pensar, no tiene por qué ser caro o difícil, sin embargo, sí se deben tener en cuenta ciertos aspectos para evitar los típicos errores de principiante. 

Como sabemos que a muchos de vosotros os interesa este tema de cómo iniciarse en el mundo de los tatuajes y convertirse en un tatuador de prestigio, en el día de hoy hemos querido preparar este post donde queremos contarte todo lo que vas a necesitar para empezar tu carrera como tatuador. Desde los primeros pasos que debes dar para empezar a practicar, hasta el equipo técnico que necesitarás o las opciones que puedes tener para ir agendando tus trabajos. 

Los primeros pasos

 

Cualquier buen tatuador que se precie comienza siempre por buscar inspiración en otros tatuadores a los que admira para empezar a bocetar sus diseños. Además de esto, para aprender la técnica también os recomendamos que, en la medida de lo posible, intentéis apuntaros a algún curso presencial u online para que os expliquen los conceptos básicos. En este sentido, un curso online os puede venir bien ya que suelen ser más baratos que los presenciales y os puede aclarar los conceptos más teóricos de manera sencilla. Los cursos presenciales, por su parte, aunque suelen ser más caros, te darán la posibilidad de poner en práctica todo lo que aprendas, por lo que son una opción interesante cuando ya conoces más o menos la técnica de forma teórica. 

Por el resto, lo único que te hará falta será dedicarle mucho tiempo y esfuerzo a practicar con todo lo que te encuentres a tu alrededor y a ir mejorando poco a poco la calidad y la técnica de tus tatuajes. 

Materiales para el aprendizaje

 

Nadie nace sabiendo, eso lo tenemos todos claro. Y, por este motivo, si decides dedicarte al mundo del tatuaje existen algunos materiales que, sí o sí, debes al menos probar para aprender este oficio. 

El primer material que te hará falta para aprender a tatuar es, sin duda, una máquina de tatuar con su fuente de alimentación y su cable conector. Para empezar a coger soltura con la técnica del tatuaje, te animamos a que te informes en alguna página como maquinadetatuar.pro sobre cuál sería la mejor máquina para aprender a tatuar. Además, también necesitarán algunas botellas de tinta negra y agujas esterilizadas.

Por último, si no quieres aprender a tatuar sobre tu propia piel, lo mejor será que también adquieras un pack de piel sintética, que te ayudará a coger soltura con la máquina y a empezar a plasmar tus primeros diseños en una piel. También puedes buscar opciones más económicas como la piel de cerdo o las frutas; en realidad, todo lo que sea practicar será bienvenido en tus primeros pasos como tatuador.  

Tu propia zona de trabajo

Definitivamente, empezar a tatuar en tu habitación o en la cocina de tu casa no es para nada recomendable. Aunque los comienzos son difíciles para todo el mundo y es probable que el margen de beneficio que trabajes no te de para empezar a tatuar directamente ya en un estudio, es mejor que dediques un poco de tiempo a pensar en cómo vas a distribuir tu espacio para crear una zona de trabajo lo más aséptica posible. 

Como todo el mundo empieza a tatuar en su propia casa, lo ideal sería que dedicases un espacio en exclusiva para este cometido, donde puedas concentrarte para diseñar y bocetar y también tengas una estancia tranquila donde empezar a tatuar a tus clientes. 

Una vez que hayas elegido la mejor habitación de tu casa para tatuar, lo siguiente que debes hacer es adecuarla un poco para que se convierta en un aliado que te permita hacer tu trabajo de la forma más óptima posible. 

En este sentido, los elementos más imprescindibles que tendrás que conseguir serán una camilla para tatuar, una buena mesa (de tipo arquitecto) para diseñar y una lámpara modular que te permita tener una buena iluminación mientras diseñas y también mientras tatúas. 

Equipo técnico

Una vez que ya has hecho tus primeros diseños sobre piel sintética y te surge la oportunidad de probar a hacer un tatuaje real sobre la piel de algún amigo o familiar, tendrás que ampliar tu equipo técnico para obtener unos resultados con mayor calidad y definición. A continuación te contamos algunos de los elementos imprescindibles para un tatuador principiante. 

Máquina para tatuar

Aunque andes perdido en este mundo, lo cierto es que hoy en día contamos con grandes selecciones exclusivas de máquinas de tatuar para principiantes, que propician el aprendizaje y facilitan el hecho de llevar a cabo tus primeros tatuajes. Es muy importante, antes de hacer cualquier compra, que te informes y consultes con tatuadores más experimentados cuál creen que sería la mejor opción en máquinas de tatuar para tu experiencia. Así, tendrás en tus manos el mejor equipo para aprender de forma rápida y eficiente. 

Tintas

Para empezar a tatuar a tus primeros clientes lo mejor sería que te hicieses con un pack de tintas básicas negras. De esta forma, podrás centrarte en trabajar las líneas negras, dejando para más adelante los colores y los sombreados. 

Otros productos imprescindibles

Finalmente, hay una serie de productos que tendrás que tener a mano para empezar a tatuar como un profesional. Por una parte, necesitarás artículos de higiene, para garantizar que el tatuaje se lleve a cabo de la forma más aséptica posible: papel absorbente, un bote de agua destilada con jabón antiséptico y guantes de látex. 

Por otra parte, también debes comprar papel hectográfico para hacer los transfers de los diseños y hacerte con un buen rollo industrial de Clean Film, que te ayudará a cubrir cualquier superficie que pueda ser una fuente de suciedad o bacterias. 

Comentarios