lunes 25.05.2020
DESCUIDOS

Los momentos menos sexys de las famosas

Rostros sin maquillar, celulitis y ropa interior que, o brilla por su ausencia, o se muestra sin pudor. Las celebrities no son tan perfectas y también lucen sin glamour como todo hijo de vecino

Miley Cyrus en uno de sus conciertos. | Gtres
Miley Cyrus en uno de sus conciertos. | Gtres

Lo de lucir perfecta todo el día resulta extremadamente tedioso, y más con la vida marcada por la fama. Lo que para un anónimo puede quedarse en un minuto de vergüenza, se puede convertir en la vara de azotar para las figuras públicas. Un tanga fuera de su sitio, piel de naranja que sale a relucir o rostros repletos de arrugas y manchas que se descubren gracias a los momentos menos fashion de las celebrities.

Lady Gaga es una de las que más momentos de estrella estrellada ha protagonizado. La controvertida cantante es asidua a los estilismos imposibles y a enseñar carne cada dos por tres. Algo que no le favorece en absoluto, dadas las imágenes. Luce piel descolgada y poco firme, incluso el pecho se le intuye caído. Y ese tanga subido hasta su máximo exponente le hace de todo menos un favor. Y qué decir de las gafas, que hacen que parezca una invidente, o la peluca, de sirena caducada. En este caso no son instantáneas pilladas en un mal momento, es la realidad pura y dura. Gaga debería plantearse un cambio de look más acorde a su figura, aunque eso sí, sin perder su punto trasgresor característico, su sello de identidad.

Otra que se sube al carro de la polémica es Miley Cyrus. La reina del twerking nos deja a todos anonadados con sus looks agresivos y sobre todo, con sus actuaciones de alto contenido sexual. En uno de sus shows sus braguitas plastificadas le causaron una mala pasada, al marcar algo que todas tememos: un trasero poco definido. Un momento bastante antierótico que no caracteriza a la exniña Disney, que destaca por ser la reina de la sensualidad.

La actriz Natasha Borger sufrió un desafortunado incidente durante la presentación de la película Gravity en el Festival de Venecia. La guapa intérprete lucía espectacular con un vestido amarillo canario con un cinturón negro con hebilla dorada, que resaltaba su espectacular figura, y clutch en negro con tachuelas y aplicaciones en el mismo tono. El fallo vino de la mano de las rajas del vestido, que al ser demasiado altas dejaron entrever la ropa interior de Natasha. Un error garrafal que esperemos no vuelva a pasar, pues tiró al traste toda su elegancia.

Lo de Sharon Stone es bastante perdonable. A sus 56 años está impresionante y conserva un físico imponente y muy natural, lejos de estar relleno del artificial bótox de las que muchas son asiduas. Por lo tanto, los signos de la edad son latentes, y algunas manchitas y arrugas salen a la luz cuando Sharon pisa la calle sin maquillar. Los fotógrafos también la delatan cuando bosteza sin ponerse la manita delante, algo muy poco elegante y que sin duda es un punto negativo para la reputada actriz. Además tiene algo de celulitis en las piernas, aunque a ella se lo pasamos por alto, porque no es fruto de estilismos ordinarios, sino de los años, que no pasan en balde.

 

La protagonista de la serie de ‘Forgetting Shara Marshal’ está acostumbrada a agasajar al público con momentos poco decorosos. Kristen Bell orinó de pie en un frasco en la gala de los Oscar, y tras este gran espectáculo, ha dejado al descubierto su ropa interior en el estreno de la película ‘Verónica Mars’. Con un impresionante vestido rosa metalizado que se dividía en la parte inferior en dos partes, que por cuestiones de viento y posición acabó mostrando más de lo que la intérprete pretendía.

La cantante Britney Spears volvió a recuperar su físico y su mente desde que se rapara el pelo y engordara hasta convertirse en el doble de lo que fue en sus inicios, la chica dulce del pop que mantenía un idílico romance con otra joven estrella, Justin Timberlake. Pasó por una racha muy mala porque estuvo a punto de perder la custodia d sus hijos, momento que superó, reconduciendo su vida y cosechando numerosos éxitos con uno de sus últimos discos, ‘womanizer’. Aun así se ve que a la cantante a veces le falta tiempo para las labores de cuidado corporal, luciendo así de orgullosa el vello de las axilas.

Kim Kardashian desacierta en cada estilismo que luce en su curvilíneo cuerpo. Un ejemplo de ello son estos dos momentos, donde la mujer de Kayne West enseña su ropa interior y la zona más fofa del antebrazo y costado. Todo un fracaso para ella, que apuesta por ser una de las it girl a nivel mundial.

Rumer Willis enseñó la ropa interior gracias a una arriesgada falda tubo repleta de rajas, durante el Annual Women in Music Concert Celebration. Para más inri las braguitas de la hija de Bruce Willis y Demi Moore eran rosas, nada de un color carne o negro, que hubiera disimulado más, la joven quería llamar la atención y lo consiguió con creces.

Y para mala imagen la que dio la cantante Katy Perry al introducir el dedo índice en su cavidad nasal, en un ferviente intento de sacar petróleo de ella. Un momento muy poco cool que no tiene que enorgullecer en absoluto a la joven. Tampoco le hace ningún favor la falda tan estrecha y apretada que luce en la imagen, pues saca carne de donde no la hay, Katy tiene un físico envidiable y este look no le favorece. Lo que tampoco le sienta demasiado bien es llevar la cara lavada. Viva la naturalidad, pero con cierta medida, muy pocas se lo pueden permitir.

Estos descuidos sacan lo peor de las famosas, a las que la gente de a pie suele tener idealizadas. Estas imágenes ayudan para saber que son de carne y hueso, y que por mucho que las revistas se empeñen en hacer creer que son de porcelana, sufren de infortunios tanto como el más común de los mortales.



Comentarios