viernes 22/10/21

El grupo de estudiantes del MIT que hizo fortuna contando cartas jugando al black jack

¿Sabías que hubo un equipo de estudiantes del MIT que logró vencer a Las Vegas y las ventajas de la casa y ganaron contando cartas al jugar al blackjack? La historia es verdaderamente famosa e incluso directores de cine se han inspirado en esta historia para llevar a cabo una película que no fue tan exitosa como se esperaría, pero que puede ser muy interesantes de ver (el nombre de la película es 21 Blackjack, y fue basada en un libro de Ben Mezrich que narra esta historia)
black jack

El blackjack es uno de los juegos más jugados en todo el mundo por diferentes jugadores. Las razones son varias: primero, que algunos intentan llevar a cabo la misma hazaña (que conocerán un poco mejor más adelante) lograda por los estudiantes del MIT, y segundo que es uno de los juegos de casino con menor porcentaje de la casa, ya que cuenta con un porcentaje tan bajo como 0.5%.

Conociendo un poco la historia de los estudiantes que vencieron a Las Vegas contando cartas

Bill Kaplan leyó un libro que contaba un poco sobre el conteo de las cartas y, antes de entrar a la universidad (Harvard), tomó una decisión que sorprendería a toda su familia: aplazaría su entrada a la universidad para comenzar a probar su suerte con los juegos de azar, pensando en poder hacer un poco de dinero para poder enfrentar luego la universidad con algunos ahorros.

Bill pasó casi un año en Las Vegas jugando al blackjack. Su método todavía no era tan efectivo, pero llevando solo unos 1000 dólares, pudo tener ganancias que se acercaban a los 35 mil después de un año apostando  en los casinos.

Kaplan entró en la universidad y se graduó con sus ahorros

Con los 35 mil dólares que había ganado, Bill decidió ir a la universidad y terminar su carrera en Harvard, utilizando el dinero que había ganado apostando para mantenerse durante los años de la carrera.

Pasó un tiempo, y un pequeño grupo de estudiantes que llevaban algunos meses jugando al blackjack sin lograr grandes resultados, escucharon de las hazañas de Kaplan en Las Vegas y decidieron acercarse con la finalidad de proponerle que les enseñara sus trucos para poder ganar mucho dinero jugando al azar.

Cuenta Bill que realmente se tomaban el equipo como un trabajo: entrenaban, pasaban horas estudiando y practicando los métodos para asegurarse que todo estaba bien, y comprobando que la metodología que Kaplan había usado para generar 35 mil dólares con solo una inversión inicial de mil realmente funcionaba.

Conocidos y familiares del grupo del MIT ganaron mucho dinero

Una de las cosas más interesantes de la historia es que el grupo recibía una buena cantidad de inversiones por parte de sus amigos y familiares, que veían cómo el método realmente funcionaba y cómo los integrantes del grupo le devolvían su dinero con ganancias hasta del 100%.

Los problemas para este grupo de jugadores comenzaron cuando uno de los integrantes del grupo se dejó una bolsa de 125 mil dólares en uno de los salones de clase de su universidad. Tanto dinero parecía que podía venir de las drogas, lo que llevó a las diferentes entidades policiales a investigar el historial de este estudiante hasta que algunos meses después devolvieron el dinero.

Los casinos ya conocían a los participantes del grupo

Gran parte de los casinos en los que apostaban los jugadores del MIT ya les conocían y no los dejaban volver a apostar en ninguna de sus mesas. Incluso contrataron investigadores privados para encontrar a los jugadores, saber quiénes eran y prohibirles jugar más en los casinos.

En diciembre de 1993 la presión ya era casi insoportable, y Kaplan decidió deshacer el grupo (que ya casi tenía 80 integrantes). Después de eso, muchos de los jugadores siguieron intentando ganar dinero apostando en el blackjack, pero la verdad es que no fueron tan exitosos como jugando en grupo.

Uno de los integrantes más importantes del equipo, Mike Aponte, sigue viviendo del blackjack, durante algún tiempo siguió apostando y jugando, y en la actualidad enseñan técnicas para aprender a jugar e incluso presta servicios de consultoría en algunos casinos.

Como pueden ver, la historia fue verdaderamente interesante, este grupo de estudiantes fue el terror de los casinos durante un tiempo y les quitaron mucho dinero. El problema es que, como dicen los mismos integrantes del grupo, a pesar de haber ganado mucho, el dinero se repartía entre una gran cantidad de inversores y las ganancias netas no fueron tan grandes como se esperaría.

El blackjack es uno de los juegos de casino que más posibilidades de ganar les ofrece a sus jugadores, por ello, junto con la ruleta y las tragaperras, es uno de los juegos con mayor cantidad de usuarios en España, Europa y todo el mundo.

Comentarios