viernes 21/1/22

En el caso del cannabis esta se compone de microscópicos pelitos llamados tricomas, tienen una forma parecida a setas y en principio son transparentes, madurando primero se vuelven blancos y finalmente de un color marrón/ambarino. Son los tricomas los responsables de el efecto del cannabis ya que la gran mayoría de los cannabinoides se encuentran exactamente en la resina de la planta, es por esto por lo que normalmente solo se consuman los cogollos si se quiere obtener algún tipo de efecto medicante o psicótropo.

¿CUÁNDO COMIENZAN A DESARROLLARSE LOS TRICOMAS? ¿EL EFECTO DEL CANNABIS SOLO DEPENDE DE ELLOS?

Los tricomas comienzan a desarrollarse con las mismas flores, hasta las preflores (que solo son dos pelitos que salen en los internudos) tienen sus pequeños tricomas, sin embargo, siendo todavía minúsculos es difícil verlos a simple vista, así como no se nota su brillantez. La cantidad de tricomas empezará a aumentar considerablemente durante la fase de engorde, cuando día tras día llenen los cálices que componen cogollos pegajosos y brillantes. La cantidad de cannabinoides es proporcional al número de tricomas presentes en la flor, si a la simple vista notas que un cogollo está recubierto de resina por completo ya sabes que tendrá un efecto muy fuerte. Por lo contrario, si un cogollo no resulta pegajoso y brillante y es muy verde ya sabrás que lleva muy pocos cannabinoides y que su efecto será suave si no imperceptible. De hecho, queremos que nuestras flores estén llenas de tricomas, esto en parte depende de la genética de la planta, pero también el trabajo del cultivador puede marcar la diferencia.

TRUCOS PARA OBTENER COGOLLOS CON MÁS TRICOMAS Y MÁS THC.

Las condiciones ambientales que crearás en tu cultivo pueden afectar mucho al desarrollo de los tricomas, por ejemplo la temperatura juega un papel fundamental en este proceso, ya que si es muy alta la resina se secara, si por lo contrario hace más fresquito (sobre todo por la noche) los cogollos se apretarán y producirán más tricomas. Para obtener un resultado excelente tendrías que mantener tu cámara de cultivo a una temperatura entre los 18 y los 22 grados, al menos a partir de la cuarta semana de floración ¡Si en los últimos días la temperatura baja 2/3 grados más aún mejor! El frío estimulará a los cogollos a producir toda la resina posible en sus últimos días de vida. El control de la humedad también es muy importante, un buen nivel por la floración es de 40/50%, ya que si es muy baja los tricomas pueden secarse (sobre todo si hace mucho calor). Por lo contrario, un nivel de humedad superior al 60% puede estimular el desarrollo de botritis u otros tipos de moho o hongos en el interior de los cogollos más grandes, esto además de afectar algunas de sus partes, afectaría también a la calidad de los tricomas. Otra cosa que puede ayudarnos a incrementar la producción de resina es aportar a la planta los correctos nutrientes que necesita para este proceso. El potasio es fundamental para cualquier especie vegetal en el desarrollo de flores y resina, una carencia de este elemento podría comprometer mucho el resultado final y hasta bloquear la floración dejando la planta en una etapa intermedia. Entre los fertilizantes para floración de la marihuana se encuentran muchos productos para engordar cogollos, lo que es más difícil es encontrar productos que estimulen la producción de tricomas, proceso que tiene lugar simultáneamente al engorde pero que sin duda se tiene menos en cuenta. Terpenum de Cannaboom es un producto innovador creado específicamente para esta función, contiene un alto nivel de potasio junto con diferentes microelementos como hierro y azufre.  Esto permite a las plantas nutrir correctamente los cogollos incrementando así la producción de tricomas y la velocidad de su maduración. Terpenum lleva también carbohidratos que sirven a la flor para construir su propia estructura, y que aportan una reserva de energía útil para la creación de nuevos tricomas. Además, la presencia de proteínas vegetales y aminoácidos en su formulación mejora la capacidad de asimilación de la planta y estimula su metabolismo, incrementando considerablemente la producción de tricomas. Si usas Terpenum de Cannaboom una espesa capa de resina recubrirá tus cogollos aumentando su nivel de cannabinoides, y también todas las hojas que los rodean, haciendo que sean totalmente aprovechables. En resumidas cuentas, es importante la utilización de estimuladores de floración.

CURACIÓN DE LOS TRICOMAS

Una vez cortada las plantas y limpiado los cogollos será muy importante mantener los tricomas en las correctas condiciones para que no se deterioren y para que sigan madurando, ya que los cannabinoides mutan ganando potencia al menos por unos seis meses desde del corte de los cogollos. Es fundamental que el secado y la curación tengan lugar en un sitio oscuro, con una temperatura entre los 18 y los 24 grados y una humedad entre 45% y 55%. Una vez terminada la curación los cogollos tienen que ser conservados en un bote o frasco hermético (aún mejor al vacío) donde no reciban ni luz ni temperaturas extremas, de esta forma podrás conservar tus flores por mucho tiempo sin afectar a su calidad.

                                        

Comentarios