domingo 24/1/21

Centros de día, un apoyo para los más mayores

Durante el envejecimiento, las personas comienzan a necesitar atenciones más concretas que les permitan superar las limitaciones que la edad va poniendo en el camino

Dificultades cognitivas, afectivas o de movilidad, pueden dar lugar a situaciones en las que la calidad de vida de los ancianos se vea afectada. Para tratar de ponerle solución existen actualmente distintas opciones que ofrecen apoyo y ayuda a las familias. Una de ellas es acudir a un centro de día en Madrid especializado en el cuidado de la tercera edad.

Centros de día para mayores

Los centros de día son equipamientos de atención sociosanitaria diurna donde los mayores con algún tipo de nivel de dependencia o discapacidad, cognitiva o física, pueden recibir la atención especializada que necesitan, orientada a la prevención y la rehabilitación. En estos centros, los usuarios reciben cuidados y seguimiento individualizado, con actividades programadas de forma personalizada según sus capacidades y sus  necesidades, ya que el objetivo de estos profesionales es proporcionar apoyo técnico y especializado a las personas mayores, de forma que puedan disfrutar de una mayor autonomía en las actividades de su vida cotidiana. Todo ello en el horario diurno y a cargo de un equipo multidisciplinar que elabora un plan desde un enfoque sanitario, social y psicológico.

Ventajas de los centros de día

Una de las principales ventajas de los centros de día con respecto a las residencias, es que la persona anciana no tiene que abandonar su hogar, algo que en algunos casos puede conllevar a que su estado se agrave a causa del estrés y la tristeza de un cambio tan grande en su vida y su rutina. De esta manera, gracias este tipo de servicios para la tercera edad, pueden recibir asistencia profesionalizada en un espacio habilitado para tal fin, sin tener que abandonar su hogar, ni alejarse de su entorno familiar. Otra ventaja muy positiva es que los mayores pueden pasar parte de su día en un ambiente amigable donde socializar con otras personas de su edad y en situaciones similares, algo muy importante en una etapa de la vida en la que la soledad es tristemente frecuente. Además, se incorpora una nueva rutina que hace que el día a día sea más enriquecedor y variado.

Fisioterapia y talleres

En muchos centros de día para mayores los cuidados básicos cotidianos se complementan con sesiones diarias de fisioterapia y ejercicios enfocados a mantener las capacidades físicas de los usuarios, e incluso mejorarlas. También se llevan a cabo actividades lúdicas planteadas para fomentar las aficiones de los asistentes, generar nuevos intereses y llenar su tiempo de ocio con actividades estimulantes, entretenidas y divertidas, que mejoren la calidad de vida. Todas las actividades están ideadas para mantener las capacidades cognitivas, sensoriales y motrices de los mayores, y a la vez, estimular habilidades como la memoria, la comprensión, la expresión verbal, etc. En ocasiones se realizan talleres específicos, destinados a trabajar aspectos como la memoria, para ejercitar la mente y mantenerla lo más ágil posible a cualquier edad.

Salus Mayores es una empresa referente en el sector de cuidados sociosanitarios para mayores en Madrid. Ofrece programas personalizados para los usuarios de mano de los mejores especialistas en el ámbito de la fisioterapia, la psicología, la enfermería y los cuidados geriátricos en general. Todo ello con la mayor rigurosidad en la implementación de las medidas anti-Covid, para garantizar la seguridad de los usuarios y de sus familias. 

Terapia Ocupacional y Estimulación Cognitiva

Muchos de los mayores que acuden a los centros de día padecen algún tipo de demencia, en este sentido se hace fundamental la labor que llevan a cabo los terapeutas ocupacionales, profesionales sociosanitarios que se encargan de mejorar la calidad de vida de los mayores a través de labores de prevención y rehabilitación. Para ello, promueven la recuperación funcional mediante la realización de actividades de ocupación diaria, desde las más básicas ( vestirse, asearse, comer...) hasta desarrollar sus interés personales y lúdicos. Por su parte, la estimulación cognitiva que va de la mano de la terapia ocupacional, busca mejorar el rendimiento y la eficacia en el funcionamiento de las capacidades cognitivas a través del entrenamiento diario. Todas estas funcionalidades las podemos encontrar en el centro de día de Salus Mayores.

Comentarios