miércoles 12/8/20

Botellón y menores: ¿deben los médicos informar siempre a los padres?

La práctica de la medicina se enfrenta en ocasiones a situaciones éticas que no recoge el código deontológico y que pueden provocar dudas en los profesionales, como la decisión de informar o no a los padres de un menor que acude a urgencias por una intoxicación etílica, pero sin antecedentes similares

Botellón y menores: ¿deben los médicos informar siempre a los padres?

A esta y otras dudas pretende responder la guía de "Casos prácticos del Buen Quehacer del Médico", elaborada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) y que ha sido presentada este jueves en Madrid.

En ella se recogen una serie de viñetas realizadas por la doctora Mónica Lalanda que plantean posibles situaciones en las que se pueden ver involucrados los médicos y les orienta, con referencias éticas, deontológicas y legales, para que los profesionales tomen las mejores decisiones posibles.

Así, expone el caso de un chaval de 15 años que llega a los servicios de urgencias de un hospital acompañado por un amigo "somnoliento, discretamente desorientado y habiendo vomitado" después de haber consumido alcohol.

La doctora que le atiende conoce a este chico porque coincide con su hija en el instituto y se plantea si debe informar o no a sus padres. Comprueba que nunca ha ingresado por algo parecido ni su médico de Atención Primaria menciona es su historial que tenga problema alguno con el alcohol.

Con estos datos, decide no comentárselo a sus padres, tal y como le insiste el paciente.

La guía ofrece a los médicos tres opciones posibles de respuesta y explica posteriormente cuál sería la forma de actuar correcta: "La médica hace constar en la historia clínica la visita realizada y, dado que el médico de AP del paciente llega a las 8 de la mañana, decide esperar a hablar con él para ver si informa o no a los padres".

Posteriormente, expone otra situación en la que el menor acude de nuevo a los servicios de urgencias por el mismo motivo. En este caso, la guía del Buen Quehacer del Médico sí recomienda informar a los padres al comprobar que el paciente no se puede considerar como un "menor maduro".

Este documento recoge también casos de "mal hacer del médico", como recetar fármacos debido a la insistencia del paciente a sabiendas de que no le van a servir para nada o firmar una baja laboral por presiones a pesar de considerarlo injustificable.

Son casos "anecdóticos", según el coordinador del Grupo de Trabajo del Buen Quehacer del Médico, Joan Monés, pero que pueden pasar, por lo que esta guía quiere actuar como una "medicina preventiva" y evitar que ocurran.

Esta guía es la cuarta actualización del documento y quiere recoger los cambios que suceden en la sociedad y que afectan a los médicos y su forma de desempeñar la profesión. 

Comentarios