lunes 23/11/20
Exclusiva

Ley Celaá: la abogada que presenta la enmienda para las clases online, solicita la protección de su hijo ante la Fiscalía

María Amparo Martínez Marián, abogada y madre, cuenta en exclusiva a ESTRELLA DIGITAL cómo tuvo que presentar una denuncia el pasado 13 de noviembre, para solicitar la protección de su hijo menor de edad, mientras continúa luchando porque la educación online sea una realidad en España

2
2

Si la madre trabajadora consiguió más de 30.000 firmas en tan sólo dos semanas, ahora ha conseguido presentar una enmienda a la recién aprobada Ley Celaá en la Cámara Baja, con más de 32.500 firmas a 16 de noviembre, habiendo sido la misma trasladada a todos los ponentes congresistas de los distintos partidos políticos del proyecto de ley.

El comienzo de su lucha por la sociedad española

Como ya les contábamos desde ESTRELLA DIGITAL en seguimiento de este caso de lucha por el común de los niños españoles (y de sus familias a las que pueden poner en riesgo por el coronavirus), María Amparo denunció públicamente que, con "el comienzo del curso escolar, en pleno inicio de la segunda ola de la pandemia y con un protocolo higiénico-sanitario de más que dudosa eficacia para dotar a las aulas de la seguridad total en las mismas, emitiendo constantemente mensajes contradictorios, como la prohibición actual de poder reunirse con un máximo de 6 personas, y permitiendo que en las aulas hayan más de 20 alumnos, ya que  no se bajan ratios, (ya que en la actualidad hay miles de aulas con ratios por encima de 25 alumnos)". En opinión de la abogada respecto de las condiciones de los escolares en sus centros educativos, "ni se han desdoblado aulas, ni disminuido horarios, ni se respeta la distancia mínima de seguridad, ni se han dispuesto de lugares más amplios para la concentración de alumnos". 

Además, no existe "un protocolo eficaz para evitar el contagio del menor, por el Coronavirus SARS-CoV-2, a través de aerosoles, durante las clases presenciales en el centro educativo, habiendo ya un reconocimiento expreso del mismo, sin purificadores de aire con filtros Hepa, ni medidores de Co2, hacen del todo necesario que se regule formalmente la opción de educación online en tiempos de pandemia".

Un caso que María Amparo está viviendo en su propia piel

Ante la desprotección que esta madre entiende está recibiendo su hijo, así como su madre mayor, que, como ya nos contaba, "es una persona de riesgo porque tiene diabetes e hipertensión” y convive con ellos, ahora se suma la apertura de un expediente administrativo contra ella y su marido por su hijo de 9 años que lleva desde marzo sin acudir a clase, pese a haber seguido todas las clases con sus profesoras y tutora vía online y haberse examinado. Así, María Amparo decidió optar por la vía penal para solicitar la ayuda de la Fiscalía de Menores y lograr la protección de su infante.

Como ha explicado en exclusiva a ESTRELLA DIGITAL, la denuncia de protección para su hijo se basa en que "se nos está obligando a llevar a nuestro hijo al centro de forma presencial cuando entendemos que sete no cumple con las medidas higiénico sanitarias y que el protocolo Covid del colegio" pues, en su opinión "es escaso y es deficitario". En concreto, en la clase de su hijo, que son 28 alumnos, el aula "es la misma, no han aumentado dimensiones, no han desdoblado grupos ni han reducido horas, no hay purificadores de aire con filtro Hepa ni medidores de CO2; por lo que entendemos que, constatadas las evidencias de transmisión, entendemos que no existe una seguridad en las aulas y por eso entendemos que se pone en peligro la salud de nuestro hijo, obligándonos a que acuda presencialmente". Por eso, la abogada desea que "se tome acción por parte de la Administración en este asunto porque según la Ley General de la Salud y en base al principio de precaución, esta ha de intervenir cuando existe un peligro; y existe y no ha intervenido, y poniendo en cuestión el principio de prevención", que se podría haber aplicado con lo mínimo, "con la instalación de los purificadores y medidores" citados. 

Por ello, ahora María Amparo pone en conocimiento de la Fiscalía "las irregularidades que se está produciendo en la tramitación del protocolo de absentismo, en cuanto a la apertura de los mismos; pues se están saltando todos los tramites burocráticos y administrativos" y se está creando una "inseguridad jurídica" con "toda esta situación y toda esta persecución que se nos está haciendo respecto al expediente administrativo de absentismo de nuestro hijo".

La Consejería de Educación

Como nos explica la jurista, "ayer nos notificaron que se han iniciado las diligencias de investigación, que han solicitado de oficio a la Consejería de Educación para que informen sobre todos los puntos que hemos manifestado". Una situación a la que han tenido que llegar "ante la falta de interés por la vía civil, en la solicitud de auxilio judicial que solicitábamos medidas cautelares". Como afirma la especialista en Derecho de la Familia, "estamos viendo que los jueces no tienen intención de entrar en el asunto y tiran balones fuera. Sin embargo, ante las tropelías que que se estaban cometiendo por la vía administrativa, decidimos continuar por la vía penal y pedir así esa protección para nuestro hijo y que interviniera la Fiscalía de Menores para velar por el interés superior del menor".

¿Le tocará repetir curso a su hijo?

El problema llegó a su punto más álgido cuando comunicaron a María Amparo que a su hijo "posiblemente no le evaluarían" y todo ello "aunque el centro escolar está contribuyendo ,en nuestro caso, y facilitando absolutamente todo, porque nuestro hijo se está comunicando con sus profesoras y su tutora todos los días y ya ha realizado sus exámenes vía online, pero la evaluación no nos la aseguran y si no es evaluado, tendría que repetir". Una circunstancia absurda en opinión de esta madre, quien continúa preocupada porque "la vía del expediente de absentismo sigue abierta, todo sigue abierto y todos los impedimentos del mundo nos los están poniendo y por eso decidimos acudir directamente a la Fiscalía".

¿Por qué una enmienda a la Ley?

Una situación personal extrapolada a una lucha social pues, tal y como explica públicamente hoy en una nota de prensa ante la presentación de una enmienda a la nueva Ley de Educación para permitir la educación online, "la justificación de esta enmienda se realiza ante la ausencia de regulación específica sobre la no exigencia de la presencialidad en los centros educativos en tiempos de pandemia o en situaciones de total excepcionalidad, contemplando expresamente la opción de elección de educación vía online tanto para profesores como para alumnos, y ante la falta de aplicación del art. 3.1 del Cc por parte de las administraciones". En concreto, los más de 32.500 firmantes solicita que se aplique la excepción a ir presencialmente a clase en tiempos de pandemia, que se permita la educación online o a distancia y que sean los docentes los que elijan "impartir las clases en esta modalidad online en caso de que así lo estimen conveniente”.

Subraya María Amparo en el comunicado que la enmienda también ha sido enviada a la ministra de Educación, Isabel Celaá, así como le ha solicitando una reunión, personal u online, para trasladar a su cartera ministerial la petición que, lejos de afectarle a su núcleo familiar, es de incumbencia de miles y miles de familias. Desde ESTRELLA DIGITAL seguiremos el caso de esta madre con atención, que no sólo afecta su hijo y a los convivientes de su hogar, sino a millones de españoles.

Comentarios