domingo 15.12.2019

Un psicólogo en Málaga para ayudarte

Un equipo de psicólogos en Málaga perteneciente al equipo Hernández Psicólogos, puede ayudarte con todas tus preocupaciones, ya que son especialistas en crisis de pareja, sexualidad, adolescentes, niños y demás, con más de diez años de experiencia que les avalan

Un psicólogo en Málaga para ayudarte

Este equipo de psicólogos en Málaga quiere ayudarte y está a tu disposición para escucharte. Es un equipo profesional del centro Hernández Psicólogos Málaga y tiene sus puertas abiertas para ti, sólo tienes que llamar para pedir cita, hablar con ellos y exponer tu caso. El equipo de psicólogos son expertos en tus preocupaciones y te ayudarán a resolverlas cuanto antes. Ésta es, en sentido figurado, la carta de presentación y la filosofía de trabajo de Hernández Psicólogos, centro de referencia en Málaga, Marbella y Fuengirola.

Con mucha frecuencia, cuando una persona busca un psicólogo quiere al mejor. Para dar con él, lo primero que suele hacer es buscar por Internet, seleccionar algunos que le parezcan de mayor interés, buscar referencias y opiniones sobre ellos, conocer sus métodos y honorarios, etcétera. En ocasiones, esta persona también tratará de contrastar sus primeras impresiones con algunos familiares o amigos, por si alguno de ellos conoce a alguien que se haya puesto en sus manos.

Es lo que se dice “preguntar por ahí”, todos lo hemos hecho alguna vez para cualquier cosa, sea para buscar un psicólogo o para encontrar un buen mecánico que arregle el coche. Nos preocupa algo y queremos ponernos en manos del mejor profesional posible para resolverlo cuanto antes.

Pues bien, en Málaga, Marbella y Fuengirola, está disponible este equipo de psicólogos especializados que pertenece al centro Hernández Psicólogos. Más de diez años de experiencia avalan a sus profesionales en terapia de pareja, sexualidad, problemas con hijos adolescentes o con niños, psiquiatría, psicoanálisis y demás servicios relacionados con el área.

Terapia de pareja

La terapia de pareja es una de las más habituales. Las parejas son sistemas abiertos, en absoluto estáticos, porque las componen personas que para nada son impasibles, ya que evolucionan.

También las relaciones de pareja van pasando por diferentes fases. Primero está el enamoramiento, lleno de ilusiones y proyectos, la aproximación y el conocimiento mutuo. Después viene la estabilización y la consolidación. La costumbre puede entrañar el riesgo de caer en la rutina y, desde ella, caer en el aburrimiento.

Pero, aunque no fuera así, el paso del tiempo o la llegada de los hijos, van encauzando a estas parejas hacia una vida en común menos lúdica. Aunque la pareja tenga unas bases firmes, siempre surgen cambios y, cuando uno de esos cambios es más acusado, se resiente todo, hasta que surge la crisis.

En estas ocasiones, los miembros de la pareja empiezan a reparar y prestar más atención a algunos detalles mejorables de la vida en común, o aspectos que simplemente no funcionan. Estos detalles pueden haber estado siempre ahí y los miembros de la pareja pueden haber sido conscientes de ellos en todo momento, pero si antes no importaban porque había otros puntos que compensaban su carencia, ahora empiezan a importar y a incomodar. Se acrecienta su importancia, se les da más valor. A veces, incluso se les da más valor del que en realidad tienen. Empieza a percibirse la situación como difícil.

Superar una crisis

Es importante destacar que el psicólogo de pareja no es un asesor matrimonial, sino un terapeuta, su trabajo es especialmente valioso, porque las personas vamos cambiando con el tiempo, en función de las situaciones que se nos van presentando a lo largo de la vida. Cada nueva situación requiere de una adaptación y puede suponer un reto o una dificultad. Nos genera tensión, y muchas veces, por no decir casi siempre, dicha tensión la repercutimos en nuestras familias.

El especialista de Hernández Psicólogos ayuda a las parejas a entender y resolver sus conflictos internos y a mejorar las relaciones. Proporciona a las parejas, las herramientas necesarias para mejorar la comunicación y enseña a utilizarlas. También recurre a técnicas y ejercicios para resolver conflictos y facilita la negociación, la comprensión, la aproximación y el entendimiento, o el consenso en las diferencias y desavenencias que se hayan producido entre los dos miembros de la pareja. Superada la situación, superan la crisis.

Psicología infantil y psicología online

La psicología infantil es otra área importante de Hernández Psicólogos. Sus especialistas resuelven problemas tales como ansiedad (miedos, fobias, tics, obsesiones, trastornos por separación, etc…), mutismo selectivo, depresión, bajo rendimiento académico, fracaso escolar, desmotivación, ansiedad ante exámenes y técnicas de estudio, trastornos en el ámbito escolar (dislexia, discalculia, disgrafía), problemas de comportamiento (rabietas, agresividad, falta de límites, desobediencia, mentiras, robos, etc…), trastorno negativo desafiante, trastorno de atención con o sin hiperactividad, celos, adicción a nuevas tecnologías, autoestima, inseguridad, maltrato psicológico infantil, entre muchas situaciones cotidianas que son problemáticas en esta edad.

Ante estos casos, el psicólogo hace un reconocimiento del niño e informa a la familia de sus resultados. El asesoramiento a los padres o cuidadores del menor para adoptar medidas es esencial. Los adultos que cuidan del niño tienen que encontrar la manera más adecuada de acometer su tarea de educadores en las difíciles situaciones que se plantean.

El psicólogo, además, podrá pedir permiso a padres o tutores del niño para poder ponerse en contacto con el centro de enseñanza al que el niño vaya, para coordinar actuaciones y para tener una información más completa de las vivencias y reacciones del menor problemático..

En cuanto a la psicología online, es otro valor añadido de Hernández Psicólogos. Consiste en “pasar consulta” a través de Internet. Es una tendencia creciente porque los pacientes, como todos los ciudadanos de la sociedad actual, tienen mucha movilidad.

La psicología on line se puede practicar mediante videoconferencia, en directo, o con un vídeo que el paciente podrá ver en streaming (el “cara a cara” en directo no es indispensable), con el refuerzo de mensajes por correo electrónico, por ejemplo. Las nuevas tecnologías permiten al psicólogo estar en contacto con sus pacientes de manera flexible, en función de los horarios que haya disponibles, con frecuencia y continuidad, y salvaguardando la total confidencialidad de las comunicaciones.

Comodidad, intimidad, flexibilidad y ahorro de tiempo y de dinero, son las principales ventajas de este modo de seguir una terapia.

Comentarios