martes 14.07.2020

Dos colchones para la eternidad

Aproximadamente nos pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo. Esto se traduce en una gran cantidad de tiempo el que pasamos en la cama, durmiendo, encima de un colchón. A pesar de que muchas personas lo puedan confundir, dormir no es lo mismo que descansar y, por lo tanto, no tiene los mismos efectos sobre el organismo
Dos colchones para la eternidad

Para lograr descansar mejor durante el sueño, existen muchos factores que hay que tener en cuenta, como es por ejemplo una temperatura adecuada en la habitación, la buena elección de la ropa de cama y por supuesto, contar con un colchón de calidad. En el caso de los colchones, echando un vistazo al catálogo Multisac Micro de Sonpura, podemos observar toda la tecnología y el detalle con el que se fabrica un colchón de calidad.

Características diferentes, misma calidad premium

A pesar de que al hablar de los colchones Royal y Carisma estemos hablando de colchones diferentes, la máxima calidad es un aspecto común que comparten ambos modelos.

El colchón Royal cuenta con una mayor firmeza; el colchón Carisma es bastante más suave, ofreciendo mayor acogida. Ambos colchones contienen en su núcleo 1800 muelles ensacados en una medida de 150 cm. de ancho por 190 cm. de alto, lo que se traduce en una altísima adaptabilidad.

La diferencia en firmezas se consigue con las espumaciones que se usan en la fabricación de sus acolchados. En el caso del Carisma las espumas HR (“High Resilience”, de Alta Resiliencia) tienen una densidad de 50 kg.

En su acolchado más superficial ambos cuentan con fibras naturales de algodón y lino, que favorecen la evaporación de humedades, el confort al tacto y la sensación de frescura sobre la piel.

La importancia de invertir en un buen colchón

Para que un colchón proporcione un buen descanso, además de tener que estar fabricado con materiales de primera calidad, es importante que se hayan trabajado otra serie de aspectos como por ejemplo elegir el adecuado número de muelles ensacados, el grosor del acero, su altura y el diámetro de los mismos. Gracias a esa buena elección, se consigue que el colchón se adapte a las necesidades de la morfología de cada cuerpo. Esto es especialmente útil, debido a que cada persona tiene un cuerpo diferente y, por lo tanto, unas necesidades concretas. De esta manera, un colchón que se adapte a la figura humana, además de resultar mucho más cómodo, nos permitirá un mejor descanso y también evitará la aparición de lesiones en el medio y largo plazo.

Modelos como el colchón Royal Sonpura o el colchón Carisma Sonpura, son un buen ejemplo de que la innovación no solo está presente en los componentes informáticos.

Como hemos adelantado, pasamos una gran cantidad de horas en la cama, por lo que los efectos a largo plazo de esta exposición es algo que merece la pena analizar. Con un colchón de calidad, estaremos invirtiendo en un mejor descanso, lograremos despertarnos con una mayor energía al día siguiente y por supuesto, haber contado con un sueño reparador. Sin embargo, uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de invertir en uno de estos colchones de calidad, es que también estamos evitando todos aquellos males que se derivan de un colchón de mala calidad. Dormir o estar acostado muchas horas sobre un colchón que no haya sido desarrollado con el suficiente cuidado, acabará por provocarnos dolores de espalda y, además, debilitará nuestro sistema inmunológico, por lo que seremos más propenso a contraer enfermedades.

Colchones de calidad, como estos de Sonpura, por sus atributos, serán un complemento de nuestro descanso que podrá acompañarnos durante muchos años. La vida útil de estos colchones es bastante larga, por lo que debemos de considerar la fácil amortización de la inversión y por supuesto, la mejora en la calidad de vida a largo plazo. Un colchón de calidad es la forma más sencilla de poder invertir en bienestar y cuidar por lo tanto de tú salud y de la de los que más quieres.

Comentarios