martes 22.10.2019
salud

Crecen las personas con miopía y muchos de ellos presentan ‘miopía magna’

La miopía no cesa de crecer en los últimos años en todo el mundo. Además, resulta que cada vez encontramos más afectados que padecen miopía magna; es decir, por encima de las seis dioptrías.

Crecen las personas con miopía y muchos de ellos presentan ‘miopía magna’
Crecen las personas con miopía y muchos de ellos presentan ‘miopía magna’

Tal es su avance que los expertos la tachan de epidemia y reclaman medidas al respecto para frenarla. Así fue cómo lo pusieron de manifiesto los profesionales del gremio que se reunieron con ocasión del Día Mundial de la Visión, celebrado el 13 de octubre pasado, en una mesa organizada por la Asociación de Miopía Magna con Retinopatías.

Sin duda, es necesario meditar las posibles medidas que puedan paliar el avance de la miopía. No en vano, en nuestro país nos encontramos con datos que afirman que el 25 % de la población es miope (es decir, 11,5 millones de personas), de los cuales el 47,6 % son jóvenes de entre 21 y 30 años.

El resto de países europeos presentan cifras similares. Según el doctor Juan Gonzalo Carracedo —profesor de óptica y optometría, y uno de los asistentes a la mesa citada anteriormente—la miopía han tenido casi siempre un origen genético, mientras que el actual estilo de vida es el principal culpable de este incremento.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de ‘actual estilo de vida’? Pues a un mayor peso del trabajo de cerca, donde la tecnología impera, y a un déficit de actividades al aire libre donde poder beneficiarnos de los rayos de sol, pues estos nos ayudan a generar la dopamina que frena el alargamiento del ojo. También las largas horas de estudio de nuestros escolares contribuyen a que la miopía se extienda entre la población.

Para colmo, la miopía supone un gasto al que hay que hacer frente. En concreto, se estima que esta dolencia supone un desembolso para los españoles que la sufren estimado en 200 euros anuales. De hecho, hay que optar por lentillas o gafas para una correcta visión y todo ello hace mella en el bolsillo. Las cifras nos hablan de un 45,5 % de hombres que emplean gafas para corregir su vista deficitaria, frente a un 54,5 % de mujeres.

Además, y desafortunadamente, la miopía acarrea ciertos riesgos para quienes la padecen, pues en ocasiones no se queda en un defecto de visión de lejos, sino que ser miope eleva el riesgo de padecer enfermedades como el desprendimiento de retina y la degeneración macular miópica; es decir, la disminución de grosor de la zona central de la capa del ojo que capta la luz. En suma, ojo con la miopía.

Comentarios