miércoles 27.05.2020
Suma ya tres Mundiales de ruta consecutivos

Sagan III, rey del sprint

El ciclista eslovaco ha hecho historia al conquistar su tercer Mundial de ruta en este 2017. Es uno de los mejores velocistas de todos los tiempos y su edad, 27 años, le augura tiempo en la élite mundial

Peter Sagan en su victoria en el Mundial de ruta 2017.
Peter Sagan en su victoria en el Mundial de ruta 2017.

Muchos le recordarán por su encontronazo con Mark Cavendish en el Tour de Francia de 2017, donde el ciclista eslovaco realizó una maniobra antideportiva contra el británico, quien trataba de rebasarlo muy cerca de la valla. Aunque no tocó a Cavendish, terminó en la caída y lesión del corredor británico, lo que provocó que los comisarios de la gran vuelta francesa le expulsaran de la carrera. Fue un momento negro en una carrera asombrosa.

Han pasado más de 80 días de la polémica y, desde entonces, Peter Sagan ha hecho historia. Fueron doce semanas de coronaciones; el velocista eslovaco volvió a competir y a ganar una etapa en el Tour de Polonia, dos en el BinckBank Tour y el Gran Premio de Quebec. Aquí sumó su victoria número 100, tan solo con 27 años. Una edad corta para un ciclista que aspira a estar otros seis años, mínimo, en la cima mundial, aspirando a llegar, por qué no, a las 200 victorias.

No tiene fin

Su carrera deportiva comenzó con el fútbol, pero apenas duró una semana. Se pasó al ciclismo junto a su hermano mayor, Juraj Sagan, deporte que a punto estuvo de abandonar ante la imposibilidad de firmar un contrato en la élite profesional. No se rindió.

Peter Sagan consigue lo que quiere y, este año, en su cabeza estaba lograr un nuevo Mundial de ruta. El tercero en su cuenta personal. Lo ha logrado. Nadie antes lo había hecho: llevarse el maillot más colorido del ciclismo, el arcoíris, por tercera vez de manera consecutiva. Con esta victoria ha sumado la 101 en su cuenta particular, además de igualar en mundiales a Binda, Van Stenberger, Merckx y Freire.

Bergen (Noruega) ha sido el lugar elegido para coronarse rey del ciclismo, rey del sprint. Compitió como siempre, demostrando su juego. Lo suyo es la velocidad, la sorpresa. No ha sido menos en esta competición. Durante el domingo 24 de septiembre de 2017 Sagan ha sabido esconderse en el pelotón, esperar, aguantar, para al final atacar. Hiberna durante toda la carrera para, en los últimos 500 metros, asomar la cabeza y colocarse en posición de velocista.

Le llaman “el increíble Hulk”, y con razón. A sus tres Mundial de ruta se suman sus cinco maillots verdes por la clasificación por puntos de los Tours de 2012 a 2016. Será muy complicado que gane una Gran Vuelta. Lo suyo es la velocidad y las clásicas, pero eso no le ha frenado en su ascenso en el ciclismo mundial: se llevó la corona a ciclista número 1 en el ranking de la UCI WorldTour en 2016. Sagan es intocable, es un auténtico espectáculo.