viernes 25/9/20
CRíTICAS A LA RUSA

Cibulkova se ceba con Sharapova: “”Es arrogante, engreída y fría”

La tenista eslovaca cargó duramente contra la siberiana, que espera conocer la sanción que le impone la ITF tras su positivo en Meldonium

Dominica Cibulkova.
Dominica Cibulkova.

Dominika Cibulkova se encuentra en Polonia para disputar el WTA de Katowice, en el que parte como octava cabeza de serie. Este lunes la eslovaca debutará ante Witthoeft, aunque se ha convertido en la protagonista de la jornada por sus comentarios hacia María Sharapova, que aún espera conocer la sanción que le impone la Federación Internacional de Tenis (ITF) por haber dado positivo en meldonium en el pasado Abierto de Australia.

La número 53 del mundo habló para ‘Sport’, un medio de Eslovaquia y ahí cargó fuerte contra su compañera de profesión. “No me siento mal por Sharapova y no la echaré de menos en el circuito”, ha explicado Cibulkova. “Ella es una persona completamente antipática. Es una persona arrogante, engreída y fría. Cuando me sentaba a su lado en el vestuario, ni siquiera saludaba”, ha argumentado la tenista eslovaca.

Dominika ha comentado que se ha sorprendido del “predominio de reacciones diplomáticas”, debido a que “la opinión de todos en realidad es algo completamente diferente”. Serena Williams y Novak Djokovic, entre otros, defendieron a la rusa. La eslovaca ha reconocido que no ha hecho ninguna declaración porque no quería ser la única en dar abiertamente la opinión que todos los tenistas tienen sobre este asunto.

Cibulkova también habló sobre las palabras que Novak Djokovic pronunció tras el Masters 1000 de Indian Wells. El serbio aseguró que “los hombres deberían ganar más que las tenistas”, y su opinión fue criticada por algunas mujeres del circuito WTA. La eslovaca se ha unido a los reproches: “No lo entiendo. Que reciban lo mismo, no quiere decir que ganan menos. Nosotras antes teníamos menos medios para conseguir más. El hombre, a veces no sabe mover. Sus palabras son completamente incomprensibles para mí".

El debate se abrió poco después de unas declaraciones sexistas del director del primer Masters 1000 del año, Raymond Moore: "En mi próxima vida, cuando regrese, quiero ser parte de la WTA porque se aprovechan del éxito de los hombres. No toman ninguna decisión y son afortunados. Muy afortunados". Apenas un día después, con el evento concluido, presentó su dimisión.

Comentarios