sábado 28/11/20

Villarejo se querella contra Iglesias por un supuesto delito de denuncia falsa

El comisario José Manuel Villarejo presentó ayer martes, una querella criminal contra el vicepresidente segundo del Gobierno de España y Ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias Turrión, su ex asesora Dina Bousselham; y los miembros del equipo jurídico de la formación morada, la ex coordinadora y diputada en el Congreso por Madrid, María Gloria Elizo Serrano y la abogada Marta Flor Núñez García

CASO DINA
CASO DINA

En la querella a la que ha tenido acceso ESTRELLA DIGITAL, presentada ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo por encontrarnos ante una supuesta responsabilidad criminal de un miembro del Gobierno, Villarejo Pérez señala a Iglesias y Bousselham como supuestos autores del delito, y a Elizo y Flor como cooperadoras del mismo, dentro del conocido caso Dina.

Causas del delito

Según estima el denunciante, el líder de Unidas Podemos utilizó la aparición de varios archivos del caso DINA ‘una oportunidad para lograr un rédito electoral’, acusándole de aparentar ' ser víctima de una actuación’ de Villarejo, y de estar detrás de la difusión (por otro medio digital) de conversaciones privadas por chat de Podemos, almacenados en el móvil supuestamente robado de Bousselham.

‘El caso Dina es un montaje…’

‘… y como yo no podía desmontarlo, me destrozaron la vida con una falsa acusación sexual’ afirmó el ex abogado del grupo morado, José Manuel Calvente Redondo, ante el instructor del caso Dina. Estas declaraciones, junto a la exposición razonada del magistrado juez instructor titular del Juzgado Central de Instrucción nº6 de la Audiencia Nacional enviada a principios de octubre al Alto Tribunal, son los dos grandes pilares en que se apoya la querella del comisario.

Calvente al Supremo

Así lo solicita Villarejo en la querella, para ‘acreditar el carácter espurio o malicioso que se le intentaba atribuir’ ‘en las diligencias’ seguidas en el Juzgado Central, ‘así como la instrumentalización del proceso con fines ilícitos’ para que ‘su razón de conocimiento como testigo’ resulte ‘corroborada, de forma decisiva, por pruebas documentales’ tales como los chats mantenidos con él y otras personas que, bajo afirmación de Villarejo, diseñaron esta estrategia.

Así, con la solicitud a trámite de la querella criminal y la solicitud de declaración del ex abogado de Podemos, la Sala Segunda sigue pendiente aún de que la Fiscalía del Supremo le comunique la pertinencia o no de abrir una causa penal a Iglesias por los supuestos delitos remitidos por el juez García Castellón, para ser investigado en el marco, también, del caso Dina, en el que inicialmente se personó como perjudicado. 

¿Se sentará finalmente Iglesias en el banquillo?

Comentarios