jueves 22/10/20
Situación interna del PP

Suceder a Rajoy: el cielo debe esperar cuatro años, al menos

Hoy nadie duda de que Rajoy liderará el PP durante esta legislatura, pero no todos los 'populares' están convencidos en que su poder al frente del partido deba durar más. Ya hay movimientos internos dentro del PP que preparan su sucesión a cuatro años vista

pp_posibles_presidentes
Feijoo, Soraya, Cospedal y Cifuentes. | Estrella Digital

El liderazgo de Mariano Rajoy hoy es incontestable. Pero no es menos cierto que muchos ya planean sus movimientos a cuatro años vista. La aparente calma de las aguas genovesas, previa a la celebración de su esperado congreso nacional, en el que la única candidatura será la de Rajoy, es un espejismo. En el fondo, las aguas están más revueltas. Hoy nadie duda de que Rajoy tiene que continuar al frente del PP, pero no todos tienen tan claro, como su vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, que Rajoy tenga que liderar el PP y gobernar de nuevo dentro de cuatro años. En estos momentos, ya hay movimientos a este respecto.

De hecho, un sector del Partido Popular está convencido de que si la militancia eligiera a su líder -tal y como pide la enmienda presentada por Cristina Cifuentes para el próximo Congreso Nacional-, el gallego Albert Núñez Feijóo tendría “muchas opciones” de proclamarse presidente del PP, independientemente de lo que el aparato quiera. Según fuentes ‘populares’, hay un grupo de ‘populares’, principalmente miembros del PP gallego, entre los que destacaría el actual presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, apoyado por un importante grupo mediático conservador que ya trabaja en una importante operación: convertir a Feijóo en el próximo líder del PP.

El líder gallego, identificado como el eterno delfín, no cuenta con la simpatía del “entorno monclovita”. “Hay mucha gente con aspiraciones en contra de él, que cree que si llega al mando podría ser un problema para ellos”, explican fuentes ‘populares’. Por el momento, el liderazgo de Rajoy es incuestionable. “Actualmente existe un acuerdo general para estar todos a una”, admiten fuentes ‘populares’, que ven en esta posición más “causas externas, que internas”, incluso.

Hay ‘populares’ que creen que el hecho de que el liderazgo de Rajoy sea incontestable hoy se debe a la situación política actual, motivada principalmente por el “auge de Podemos”, que en el PP no olvidan que no fue “ajeno al poder que gira en torno a Rajoy”. Un sector de ‘populares’ creen que la gestión que hizo Soraya Sáenz de Santamaría con La Sexta y Podemos “se le fue de las manos”. “Probablemente la idea inicial del entorno de Rajoy era que Podemos obtuviera el doble de representación de IU, que el PSOE cayera y a nosotros nadie nos disputara la presidencia”, analizan fuentes ‘populares’.

No obstante, la realidad no fue esa. Lo cierto es que el PP consiguió ganar las dos contiendas electorales que se produjeron en 2015, pero en las dos ocasiones por la mínima. La primera no consiguió formar gobierno. La segunda sí, aunque gracias a la crisis interna por la que atraviesa el PSOE. Aunque ésta no fue la única consecuencia. Al final, el PSOE cayó demasiado. Y el ascenso de Podemos ha conseguido desestabilizar el tablero de la política nacional.

Feijóo no está sólo en la sucesión de Rajoy

Una incómoda realidad para el PP. De hecho, un sector del partido no duda que su minoría parlamentaria es culpa de las gestiones de Soraya Sáenz de Santamaría con la comunicación. Hoy ya no es portavoz gubernamental, pero sigue siendo la única vicepresidenta del Gobierno. Un gesto que se interpretó, tanto en el ámbito de Moncloa como en el del PP, de una clara victoria. Durante meses, muchos rumores apuntaron a un descenso en el poder de Santamaría, pero Rajoy, con la formación de su nuevo gobierno, lo desmintió. Es más, el llamado clan de los ‘sorayos’ ha ganado peso en el Ejecutivo, lo que significa que el poder de Santamaría no ha parado de aumentar en ningún momento.

De hecho, el nombre de Soraya Sáenz de Santamaría es uno de los que suena con más fuerza en la sucesión de Rajoy. Es más, es uno de los primeros nombres que viene a la cabeza de los ‘populares’ cuando se les pregunta sobre el quién podría ser candidato de Rajoy para sucederle. Actualmente, las fuentes del PP consultadas califican de "prácticamente imposible" que Feijóo sea en el futuro el hombre al que apoye el actual líder 'popular'. “No tienen una relación en absoluto cercana”, explican las mismas fuentes. Son dos políticos muy diferentes y comparten muy poco a nivel personal, más allá del hecho mismo de ser gallegos.

Eso sí, el camino de Santamaría no está del todo despejado. Actualmente compite al mismo nivel con María Dolores de Cospedal, que en los últimos meses ha vuelto a ganar enteros en la carrera por la sucesión. Después del descalabro que supuso en su carrera política el ‘caso Bárcenas', hoy parece que se lo está cobrando. Ha conseguido uno de los ministerios más potentes del Gobierno (el Ministerio de Defensa) y es posible que conserve la secretaría general del PP. La incógnita se despejará, como muy tarde, el próximo 12 de febrero, el día que Rajoy anunciará su nueva Ejecutiva. Si Cospedal conserva su poder en Génova, se confirmaría que la intención de Rajoy, por el momento, es equilibrar fuerzas.

Aunque es probable que la pugna no acabe en estos tres nombres. Hay ‘populares’ que ven en el último movimiento de la presidenta de la Gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, indicios suficientes para creer que entre sus planes de futuro se encuentra la presidencia nacional del PP. Cifuentes ha sido la única dirigente 'popular' que ha defendido abiertamente que en el próximo cónclave nacional se discuta sobre la posibilidad de cambiar el sistema de elección de líderes. La también presidenta de la Comunidad de Madrid defiende las primarias, frente a los deseos del aparato, que es continuar con el sistema de compromisarios. Por el momento, gana el aparato.  

Comentarios