martes 19/1/21

Las cajas ganan un 32,7% menos hasta junio y la mora podría cerrar 2009 cerca del 7%

Las cajas de ahorro cerraron el primer semestre con un beneficio atribuido de 3.445 millones de euros, un 32,7% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, y la morosidad hasta agosto se situó en el 5,17%. Eso sí, el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, Juan Ramón Quintás, adelantó durante en la presentación de los resultados de las cajas en Granada, que la mora del sector podría acercarse a finales de año al 7%. Los recursos de clientes hasta agosto crecieron un 2,8% hasta alcanzar el billón de euros y dentro de este capítulo, los depósitos del sector privado (empresas y familias) aumentaron un 2,1%, con 734.648 millones. El crédito creció en tasa interanual un 1,5% hasta agosto, con 927.972 millones.

Así lo informó hoy la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), que celebra en Granada un encuentro de dos días que ha reunido a los presidentes y directores generales de estas entidades y en el que se han celebrado, entre otros actos, reuniones del Consejo de Administración, la Comisión de Control o la Comisión de Inversiones.

La tasa de morosidad de las cajas de ahorros siguió avanzando imparable en los últimos meses y alcanzó el 5,17 por ciento al finalizar el mes de agosto, explica la CECA, que no facilita los datos semestrales, frente al 4,64 por ciento registrado a cierre de marzo y al 3,68 por ciento correspondiente a 2008.

Quintás cree, sin embargo, que las cajas "están controlando" la tasa de morosidad, aunque matizó que se reservaba más comentarios hasta tener el dato correspondiente a octubre.

El presidente de la CECA sostiene que el crecimiento de la morosidad en el último año fue "galopante" y que puede ser que a finales de 2009 "no llegue al 7 por ciento y se quede en el 6 por ciento".

Mejora rentabilidad y cuota de mercado

Quintás también aseguró que el margen financiero conseguido por las cajas respecto a cierre de 2008, es "bueno", al tiempo que se ha mejorado la rentabilidad y la cuota de mercado y se han contenido los gastos, pese a unas dotaciones fuertes. Preguntado sobre si se prevé que alguna de las cajas termine el año en números rojos, Quintás aseguró que, menos una, en referencia a la intervenida Caja Castilla La Mancha, todas están obteniendo beneficios y que incluso cinco de ellas han aumentado sus ganancias en el primer semestre con respecto al mismo periodo un año antes.

"No creemos que ninguna caja termine el año en números rojos" sentenció.

Quintas también aseguró que este semestre, las cajas han obtenido resultados "razonables", y que en 2010, las dotaciones que deberán hacer a insolvencias puede suavizarse significativamente.

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) reúne en Granada durante dos días a los presidentes y directores generales de estas entidades.

Tras los cambios en la formulación de las cuentas de las entidades financieras introducidos el pasado diciembre por la Circular 6/2008 del Banco de España, las comparaciones con las cifras del mismo periodo de 2008 no son completamente homogéneas, "aunque sí muy aproximadas", explica la CECA.

El crédito a la clientela sumaba 927.972 millones de euros al final del primer semestre, un 0,3 por ciento menos que un año antes, al tiempo que el crédito a otros sectores residentes, que incluye las hipotecas, caía el 0,6%, hasta los 882.459 millones.

A cierre de junio, los depósitos de la clientela se situaron en 788.030 millones de euros, lo que representó un estancamiento similar al del crédito, un retroceso del 0,2 por ciento respecto a las cifras de junio de 2008, al tiempo que los recursos de los clientes superaban el billón de euros, el 2,3 por ciento más.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses -que mide la diferencia entre los intereses cobrados y los pagados- creció el 20,4 por ciento, hasta situarse en 10.887,8 millones de euros, consecuencia "del fuerte descenso de los intereses y las cargas asimiladas", que compensa el recorte de la partida de intereses y rendimientos asimilados.

Una vez añadidos los resultados de los instrumentos de capital -que incluyen los dividendos procedentes de empresas que no consolidan en estas cuentas-, que apenas varían, ya que crecen el 0,8%, el margen de intermediación se sitúa en 11.845 millones de euros, un 18,5% más que un año antes, explica la CECA.

Por su parte, el margen bruto -que suma al anterior las comisiones netas, los resultados de operaciones financieras y la aportación de las participadas- alcanzó los 16.908 millones, el 10,6% más que en junio de 2008.

Caen las comisiones

La CECA destaca, en este apartado, el nuevo recorte de las comisiones netas, que caen el 3,1%, así como la mejora de los resultados de operaciones financieras, que esta vez caen sólo el 1,6%, frente al fuerte retroceso del 33,8% que experimentaron en el trimestre anterior.

Por último, el resultado bruto de explotación -el que mejor refleja la evolución de la actividad bancaria pura- bajó el 18,9%, hasta los 4.290,1 millones, una vez descontados los gastos, tanto los de personal, como los generales de administración y las amortizaciones.

Este margen, introducido también en la nueva Circular del Banco de España, incluye las dotaciones netas a provisiones, que caen el 69,4%, y las pérdidas netas por deterioro de activos, que crecen el 70% e incluyen las dotaciones destinadas a cubrir el incremento de la morosidad, que han sido, igual que el trimestre anterior, "el principal freno" para los beneficios del sector de las cajas.

De esta forma, el resultado antes de impuestos de los grupos consolidados de las Cajas se situó a cierre de junio en 4.326 millones de euros, un 32% por ciento menos que un año antes.

Con esta evolución de las cuentas, el sector de las cajas situó su índice de eficiencia en el 45,6%, lo que implica una mejora interanual de 3,8 puntos.