jueves 21.11.2019

Qantas suspende todos los vuelos de los Airbus A380 tras un aterrizaje forzoso en Singapur

Se trata del primer problema técnico grave desde que hace tres años tuviera lugar el primer vuelo comercial de este modelo, el mayor avión de pasajeros del mundo

Qantas suspende todos los vuelos de los Airbus A380 tras un aterrizaje forzoso en Singapur
Qantas suspende todos los vuelos de los Airbus A380 tras un aterrizaje forzoso en Singapur

La aerolínea australiana Qantas suspendió todos los vuelos de sus Airbus A380 después de que uno de estos aviones tuviera que efectuar un aterrizaje de emergencia en Singapur, informaron fuentes de la compañía.

El consejero delegado de Qantas, Alan Joyce, afirmó en declaraciones a la prensa que han decidido dejar en tierra a los seis modelos del Airbus A380 de los que disponen hasta que sean inspeccionados en busca de posibles averías.

"Hemos suspendido todos los servicios de los A380 hasta que estemos totalmente seguros de que pueden volar de nuevo", señaló Joyce. Emma Kearns, una portavoz de Qantas, aseguró que el aparato sufrió un fallo en uno de sus cuatro motores poco después de despegar desde el aeropuerto de Changi en Singapur hacia Sídney, con 433 pasajeros y 26 tripulantes a bordo.

Un avión Airbus A380 de la aerolínea australiana Qantas aterrizó de emergencia en el aeropuerto de Singapur tras sufrir problemas técnicos mientras sobrevolaba Indonesia, informaron fuentes de la compañía.

"Un avión Qantas A380 desde Singapur a Sídney sufrió problemas en un motor poco después de despegar y regresó a Singapur", indicó en un comunicado la oficina de Qantas en Singapur.

Aunque el aparato podría haber seguido volando con sólo tres motores, el piloto decidió regresar a Singapur por precaución mientras sobrevolaba Indonesia.

Kearns indicó que no hubo heridos y negó que hubiera ocurrido una explosión a bordo.

El aparato aterrizó en la ciudad-estado a las 11.45 hora local (3.45 GTM) sin incidentes para los 443 pasajeros y 26 miembros de la tripulación que volaban a bordo.

Qantas desmintió así a algunos medios de comunicación que informaron de que el avión se había estrellado en la isla indonesia de Batam, situada a pocos kilómetros de la ciudad-estado.

Testigos indonesios explicaron a la televisión TVOne que escucharon una explosión y luego descubrieron restos del avión, al parecer del motor siniestrado. "Hemos sido informados de Singapur que un avión de Qantas soltó combustible sobrevolando el área y volvió a Singapur", indicó Tatang Kurnia, jefe del Consejo de Seguridad de Transporte de Indonesia.

El aparato puede albergar hasta 853 pasajeros en sus dos pisos, mide 73 metros de largo y 24,1 de altura, tiene 79,75 metros de envergadura, su peso máximo al despegue es de 540 toneladas y su armazón pesa 308 toneladas.