domingo 5/12/21

Se trata de los impuestos y tasas de aduanas recogidos por Israel a trabajadores y bienes palestinos durante el mes de abril y que, en virtud de los Acuerdos de Oslo, debe ser transferido a principios de mes a la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

El miércoles los dos principales movimientos palestinos anunciaron en El Cairo que habían alcanzado un acuerdo de reconciliación para la formación de un gobierno de tecnócratas y la celebración de elecciones en el plazo de un año.

El acuerdo fue rechazado por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien por el momento no ha respaldado públicamente la decisión de su ministro de Finanzas.

Israel retrasará deliberadamente una transferencia de 89 millones de dólares que debía hacer esta semana a los palestinos, en reacción al acuerdo de reconciliación alcanzado el miércoles entre los movimientos Al Fatah y Hamas.

Así lo anunció este domingo el ministro de Finanzas Yuval Steinitz, quien alegó en declaraciones a la radio militar que Israel quiere estar seguro de que el dinero no llega a manos de Hamas, organización que la legislación israelí tipifica como terrorista.

El negociador jefe palestino, Saeb Erekat, denunció en declaraciones a los medios el retraso deliberado de la transferencia, que consideró una acto de "piratería financiera".

"La decisión israelí -dijo Erekat- es un acto de piratería financiera que refleja las peligrosas intenciones de Israel", informa la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

Los retrasos en las entregas de estos capitales, hasta su eventual suspensión, fueron una de las técnicas más recurridas de distintos gobiernos israelíes durante la Intifada de Al Aksa, con el fin de que el dinero no fuera usado para financiar las actividades de grupos armados y milicias.