sábado 28/5/22
Derechos de los animales

La chimpancé Cecilia liberada al fin del zoo argentino en el que malvivía

Por sentencia judicial histórica, la chimpancé Cecilia abandona después de una gran lucha el Zoológico de Mendoza en Argentina, el lugar en el que habitaba en muy malas condiciones. Su nuevo destino será el santuario de chimpancés adscrito al Proyecto Gran Simio Internacional de Sorocaba en Sau Páulo, Brasil que vela por los derechos de estos animales

Zoo
Cecilia, la primera chimpancé representante de los Grandes Simios liberada gracias a un instrumento jurídico humano.

El pasado 3 de noviembre de 2016, el Tercer Juzgado de Garantías del Poder Judicial en el Estado argentino de Mendoza, dictó una sentencia histórica a nivel mundial y de especial trascendencia en el reconocimiento de los derechos de los animales y en especial de los grandes simios jamás concedida a un ser no humano en favor de una chimpancé llamada Cecilia.

Varios años ha durado el proceso judicial en el que la Asociación de Funcionarios por los derechos de los Animales (AFADA) en colaboración con el Proyecto Gran Simio de España y Brasil, presentaran un Habeas Corpus para esta chimpancé que permanecía en soledad tras la muerte de sus dos compañeros en el zoológico de Mendoza y que se encontraba en unas condiciones lamentables e infrahumanas, sin espacio suficiente y pisando sólo cemento.

La Jueza María Alejandra Mauricio, titular del citado Juzgado y tras una serie de argumentos en los que se basa su decisión, falló a favor del Habeas Corpus que sólo se presenta “a las personas detenidas ilegalmente”, al considerar que Cecilia era una persona no humana y que por lo tanto, la chimpancé y los grandes simios en general “son seres sintientes y por ello, sujetos de derechos no humanos”, por lo que ordenaba su traslado inmediato al santuario adscrito al proyecto Gran Simio Internacional.

Respecto a ello afirmaba que, “resulta innegable que los grandes simios, entre los que se encuentra el chimpancé, son seres sintientes y por ello son sujetos de derechos no humanos. Tal categorización en nada desnaturaliza el concepto esgrimido por la doctrina. El chimpancé no es una cosa, no es un objeto del cual se puede disponer como se dispone de un automóvil o un inmueble". 

No obstante, en su extenso argumento a favor de la sentencia que obliga el traslado inmediato de la chimpancé Cecilia al santuario, la jueza María Alejandra también afirmaba que, "no se trata aquí de otorgarles los derechos que poseen los seres humanos sino de aceptar y entender de una buena vez que estos entes son seres vivos sintientes, que son sujetos de derechos y que les asiste, entre otros, el derecho fundamental a nacer, a vivir, a crecer y morir en el medio que les es propio según su especie. Los animales, ni los grandes simios no son objeto de exposición como una obra de arte creada por el hombre”

CECILIA

Según Proyecto Gran Simio, desde el fallo de esta sentencia, hasta el último día ha existido un intento de parar el traslado de Cecilia mediante la difamación, la mentira y falsos testimonios por parte de antiguos veterinarios del Zoo de Mendoza que han intentado impedir que se ejecute el traslado por orden judicial movido por intereses personales y por que en estas acciones de rescate y sentencias públicas históricas ven peligrar sus puestos de trabajo. Debido a ello, la Secretaría de Medio Ambiente y la actual Dirección del zoológico hoy transformado en un Eco-Parque, han tenido que poner vigilancia policial día y noche durante la cuarentena realizada para su traslado a Brasil, por temor a que se efectuara alguna injerencia en que peligrara la vida de la chimpancé.

“Cecilia se ha convertido en la primera chimpancé representante de los Grandes Simios liberada gracias a un instrumento jurídico humano, logrando de esta forma el objetivo que desde nuestra organización internacional trabajamos para todos los grandes simios que se encuentran cautivos", declaraba el Director Ejecutivo y Presidente Internacional del Proyecto Gran Simio, Pedro Pozas Terrados.

Así mismo, Pozas insta a todas las ONGs animalistas y de protección animal a que se estudien y planteen acciones judiciales a favor de los de los derechos de los animales y afirma que "la justicia argentina se ha adelantado al resto de los países y les ha dado una lección importante en la protección y concesión de derechos a los grandes simios, considerándolos “personas no humanas” sin que nadie se rasgue las vestiduras por ese motivo".

Cecilia al fin ha salido de la cueva de cemento en el antiguo Zoo de Mendoza, en la cual ha estado viviendo durante muchos años, rumbo a vivir en un lugar en mejores condiciones y con miembros de su misma especie. El santuraio de Sorocaba en Sao Paulo, Brasil, es el nuevo lugar al que pertenecerá Cecilia acompañada de otros simios y sin ningún tipo de molestia que pueda perturbar lo que le quede de vida.

La chimpancé Cecilia liberada al fin del zoo argentino en el que malvivía
Comentarios