martes 07.04.2020
HOMOFOBIA EN MARRUECOS

Dos adolescentes marroquíes podrían acabar en prisión por besarse en privado

Un familiar de una de ellas las delató a la policía y fueron detenidas de inmeditato. El Código Penal castiga con hasta tres años de cárcel a quien mantenga "actos licenciosos y contra natura con personas del mismo sexo"

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Dos jóvenes marroquíes podrían acabar en la cárcel por darse un beso en la boca en un lugar privado. Las jóvenes, de 16 y 17 años, serán juzgadas en la ciudad de Marrakech acusadas de homosexualidad tras haber sido fotografiadas por el familiar de una de ellas. El artículo 489 del Código Penal de Marruecos sanciona “los actos licenciosos y contra natura con personas del mismo sexo” con penas de seis meses a tres años y multas de entre 20 y 100 euros. l artículo 489 del Código Penal de Marruecos.

Las dos menores fueron detenidas el 28 de octubre después de que un familiar de una de ellas las hiciera una fotografía desde la azotea de un edificio en el barrio de Hay Mohamadi de Marrakech mientras se estaban besando y las denunciase ante la policía. Fueron arrestadas de inmediato. Una de ellas ha sido encarcelada en la prisión de Boulahjaraz y la otra a un centro de menores.

El Gobierno marroquí ha excluido de la actual reforma del Código Penal los artículos más polémicos que tienen que ver con las libertades individuales y sexuales, como los que castigan la homosexualidad, el adulterio y las relaciones extramaritales.

A pesar de que varias ONG nacionales e internacionales llamaron a su despenalización, la homosexualidad sufre de una gran reprobación social. La persecución contra los hombres homosexuales es relativamente frecuente, pero los casos contra lesbianas son todavía rarísimos en Marruecos.

El año pasado dos hombres fueron encarcelados durante seis meses por besarse en la explanada de la Tour Hassan. En marzo de este año otros dos jóvenes homosexuales fueron agredidos por sus vecinos mientras se encontraban en su casa. Fueron golpeados y exhibidos en la calle. 

Comentarios