martes 12.11.2019
Nueva prueba Adictos a la gasolina

Probamos el Mitsubishi Spacestar 120 MPI Kaiteki

Se trata de un modelo urbano y sin grandes lujos, perfecto para ir de un sitio a otro sin distracciones innecesarias.

Mitsubishi SpaceStar 2016 | Adictos a la gasolina
Mitsubishi SpaceStar 2016 | Adictos a la gasolina

Pequeño pero resultón; quizá esta sea la mejor manera de definir la estética del Mitsubishi SpaceStar. Cuando lo vi en el concesionario Mitsubishi lo primero en lo que me fijé es en el pequeño tamaño de sus ruedas, de 14 pulgadas. Siguiendo con su lateral, es de líneas bastante sencillas y limpias, sin ningún contraste ni brusquedad en ellas, aunque curiosamente eso no le impide tener cierto aire deportivo.

En la parte frontal nos encontramos con unos faros triangulares que, de cierto modo, nos recuerdan a los de otro coche de su mismo segmento, el Toyota Aygo. La parrilla frontal con cromado le da un aire más simpático, igual que la parte baja del paragolpes donde también encontramos un cromado que va de un extremo a otro y donde se sitúan las luces diurnas. En la zaga destaca un pequeño alerón por encima del portón, así como unas ópticas bastante cuadradas que se alargan hasta la parte lateral del modelo.

Mitsubishi-SpaceStar2016-adictos-a-la-gasolina-9

Interior 

Teniendo en cuenta el tamaño del Mitsubishi Spacestar, el interior se puede considerar bastante amplio. Algo a tener en cuenta en vehículos de este tamaño es el acceso a las plazas, tanto delanteras como traseras, y ciertamente en este vehículo resulta bastante cómodo.

Una vez acomodados en su habítaculo, la posición de conducción es buena, en parte debido a que los asientos están algo más elevados que de costumbre en este tipo de vehículos, lo cual también nos facilita la entrada y salido del mismo. La calidad de los acabados es aceptable, aunque hay detalles que no me han convencido, como que el volante no se pueda regular en profundidad y solo pueda hacerse en altura. Dicho volante es multifunción, tiene un buen tacto y cuenta con detalles en negro piano. Justo detrás de él tenemos el cuadro de instrumentos, básico pero con toda la información necesaria para la conducción.

Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-11

El salpicadero es bastante sencillo, en él encontramos el sistema multimedia, con lector de tarjetas micro sd y toma USB en la guantera. Debajo están los mandos encargados de la climatización del coche; un punto a su favor es que en los días más fríos es capaz de calentar todo el habitáculo en cuestión de segundos, detalle que me agradó mucho.  Justo debajo nos queda un pequeño espacio en el que podemos depositar la llave del vehículo y nuestro Smartphone siempre y cuando no sea muy grande. Además, también disponemos de un par de posavasos.

Pasando a las plazas traseras, cabe destacara que la comodidad es similar a la de las plazas delanteras, aunque en este modelo destaca su aspecto espartano, ya que no hay nada más que lo absolutamente necesario.

El maletero cuenta con 235 litros de carga y bajo el piso cuenta con un doble fondo en el que se sitúa una bandeja donde poder depositar objetos. Asimismo, Y debajo de esa bandeja, se encuentra el kit anti pinchazos. Si se abaten los asientos traseros el espacio total de carga aumenta hasta los 912 litros, un espacio que si bien no queda plano del todo, sí que puede ser muy bien aprovechable.

Motor y comportamiento.

Este modelo solo dispone de una motorización de 1200 cc alimentados por gasolina y que rinde 80 Cv con un par de 106 NM. Todo esto es movido por una caja manual de 5 velocidades con la que el Space Star se desenvuelve con mucha facilidad. Sin duda es un coche pensado para moverse en un entorno urbano, aunque tampoco nos quedemos con mal sabor de boca cuando cogemos la carretera. En ciudad es un coche silencioso, con un amplio radio de giro que nos permite desde callejear por las calles más estrechas, a aparcar sin apenas hacer maniobras.Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-17

En carretera hay que llevarlo revolucionado para obtener una respuesta efectiva. Aquí en parte es donde más se nota que está diseñado para la urbe. Pero no por ello decepciona, ya que con su reducido peso incluso puede sacarnos alguna sonrisa de vez en cuando.

Conclusión.

Si lo que buscas es un coche para moverte por la ciudad, sin extras y sin cosas que distraigan, el SpaceStar es una de las opciones a tener en cuenta. Parte de un interesante precio con el que obtendremos un vehículo ágil con el que movernos por la urbe sin unos grandes consumos, pero nos dará una gran respuesta en momentos puntuales que la necesitemos.

Galeria: 

Mitsubishi-SpaceStar2016-adictos-a-la-gasolina-9Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-10Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-7Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-5Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-1

Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-16Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-15Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-13Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-14Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-12

Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-4Mitsubishi-SpaceStar-2016-adictos-a-la-gasolina-3

Comentarios