Martes 25.09.2018
Motor

¿Pensando en cambiar de vehículo? Renting Vs compra

Cada vez más empresas y autónomos eligen el renting de coches como la mejor opción para disponer de nuevos vehículos y además con cuotas fijas y muy asequibles

¿Pensando en cambiar de vehículo? Renting Vs compra.
¿Pensando en cambiar de vehículo? Renting Vs compra.

 El renting de vehículos es un contrato de alquiler a largo plazo, generalmente por un período que oscila entre 12 y 60 meses y que permite a autónomos y empresas disponer de uno o varios coches sin necesidad de realizar el importante desembolso económico que supondría su compra.

Mediante este tipo de empresas que se dedican a renting coches podemos adquirir cualquier tipo de vehículo de hasta 3,5 toneladas como máximo.
Este contrato suele ser distinto en cada caso, ya que depende de las peculiaridades de cada cliente, así como del vehículo.

La cuota varía en función del tiempo acordado para el renting del coche, del tipo de vehículo contratado, etc. Ésta ya nos vendrá indicada en el contrato y se mantendrá fija durante la duración del mismo.

Una figura legal llena de ventajas, tanto económicas como fiscales y operativas

Es un servicio muy asequible, teniendo en cuenta todos los servicios que incluye la cuota mensual:

·                    Dispones de un seguro que, por lo general, suele tratarse de pólizas a todo riesgo (con o sin franquicia, que suele incluir asistencia en carretera y servicio de reclamación de multas).La cuota mensual ya incluye la parte proporcional del importe de la póliza.

·                    También incluye las revisiones mecánicas, así como la sustitución de neumáticos o reparación de averías.

·                    Igualmente, si sufrimos un accidente o avería dispondremos de un vehículo de sustitución durante el tiempo que no podamos disponer de nuestro vehículo.

Todo esto ofrece al cliente la seguridad de tener un coche en perfectas condiciones estéticas y mecánicas durante el periodo contratado.

Pero no sólo ahorramos en estos servicios, sino también en otros tales como el Impuesto de circulación, ITV, entre otros.

También podemos beneficiarnos con las ventajas fiscales por el alquiler de este tipo de vehículos con la legislación vigente, ya que dependiendo de nuestra situación, podemos beneficiarnos de una gran deducción; como empresa al considerarse un gasto de su actividad cotidiana profesional; y como autónomo o profesional siempre que se justifique como un gasto necesario para el desarrollo de su actividad profesional.


Esta opción se traduce en un notable ahorro, económico y en horas de trabajo, y en consecuencia, un aumento de la productividad del negocio.

Comentarios