domingo 26.01.2020
Gran Premio de Malasia

Hamilton reacciona y Rosberg evita el drama

El británico cosechó la pole con suma facilidad. El alemán se excedió en los errores en la Q3, pero la superioridad de Mercedes le permitió auparse finalmente a la primera línea. Red Bull ganó la batalla a Ferrari

Pole para Lewis Hamilton.
Pole para Lewis Hamilton.

Lewis Hamilton ha ofrecido la reacción esperada tras ceder el liderato del Mundial en el último Gran Premio. El británico partirá desde la pole en Malasia, después de un cúmulo de errores de Nico Rosberg en la Q3. El alemán, no obstante, salvó los muebles y se aupó a la primera línea. Red Bull ganó la batalla a Ferrari y Button partirá noveno. Sainz sólo pudo ser decimosexto y Alonso apenas dio dos vueltas debido a la sanción de 45 puestos que arrastra.

Al son de los Mercedes               

Tras vislumbrar el buen ritmo de los rivales en los entrenamientos libres, Mercedes saltó a pista sin ningún tipo de piedad. Hamilton y Rosberg fueron los primeros en cruzar la línea de meta, y se colocaron primero y segundo respectivamente. No les hizo falta más, y aparcaron su monoplaza en el box, mientras otros proseguían la batalla.  Los Red Bull, atrevidos, montaron los neumáticos medios, y superaron con facilidad el corte. En Ferarri querían seguir la misma estrategia, pero el temor les llevó a recular y acabar la sesión con los blandos.

Entre los españoles, poca sorpresa. Carlos Sainz superaba el corte no con mucha holgura, y Fernando Alonso marcaba el peor tiempo. El asturiano, tal y como había manifestado en la jornada del viernes, cumplió con el mínimo exigido tras dos vueltas y abogó por no volver a salir a pista, debido a las 45 posiciones de sanción que arrastrará en parrilla. El de McLaren, tras su eliminación, se mostró confiado de poder ascender hasta la zona de puntos, fruto de la frescura de todas sus ruedas. Junto a él fueron eliminados en la primera ronda Ericsson, Nasr, Palmer, Ocón y Wehrlein.

Red Bull, la alternativa 

En igualdad de condiciones, la escudería australiana le ganó la batalla a Ferrari, que volvía a tener a Raikkonen como piloto más veloz. En cuanto a los Mercedes, la pugna la volvió a ganar Hamilton, esta vez con casi medio segundo sobre su compañero y rival por el Mundial. Es más, Ricciardo se situaba a una sola décima de Rosberg. La gran sorpresa la protagonizó Button, con un segundo envite perfecto con el que festejar sus trescientos Grandes Premios. Octavo, y sin nuevo el motor. Una señal esperanzadora de lo que podrá hacer McLaren-Honda en Japón.  Grosjean, Gutiérrez, Magnussen y los dos Toro Rosso no superaban el corte.

Rosberg entrega la pole

El primer intento en la Q3 ensalzó a Hamilton, el único en bajar del 1:33 (1:32:850), y puso contra las cuerdas a Rosberg, que tras un error en un giro sólo podía situarse en quinta posición. Cundió el pánico cuando algún piloto anunciaba por la radio gotas de lluvia. Fue una falsa alarma, que permitió seguir con el pulso. Hamilton se pasó de frenada en la primera curva y abortó la vuelta. Por suerte para él, Rosberg volvió a fallar, aunque el alemán salvó los muebles al auparse a la segunda posición. Por detrás, Verstappen, Ricciardo, Vettel y Raikkonen.

Comentarios