domingo 21.07.2019
PARA MOTORISTAS

Algunas reparaciones para una Ducati que podrían estar en tus manos

Las motocicletas cada vez son más complejas, pero existe una serie de mantenimientos que uno mismo podría ejecutar eficientemente

Algunas reparaciones para una Ducati que podrían estar en tus manos

Aunque las motos cada vez ofrecen un mayor grado de dificultad a la hora de reparar cada uno de sus componentes, especialmente desde la incorporación de elementos electrónicos y sistemas de monitorización del estado general de la máquina, aún existen ciertos componentes que podrían ser reemplazados por un mecánico novel, o incluso un iniciado en el mundo del motociclismo.

Siempre es más cómodo llevar el vehículo al taller y saber que lo estamos dejando en buenas manos. Pero a veces, por motivos económicos, necesitamos usar nuestra motocicleta de manera constante, y por tanto los mantenimientos acaban volviéndose costosos y repetitivos. Esto nos puede llevar a pensar que quizá podríamos ahorrarnos una gran cantidad de dinero si fuéramos nosotros los que ejecutáramos esta actividad teniendo un nivel de conocimientos básicos.

Vamos a plantear a continuación una serie de reparaciones que cualquier interesado en la materia podría ejecutar desde el primer momento.

Las 5 reparaciones más asequibles del mantenimiento de una Ducati

Hay que tener presente que lo más importante es tener acceso a los repuestos para Ducati más baratos posibles, dado que si los vamos a comprar demasiado caros, como suele decir el dicho popular, “nos podría salir el collar más caro que el perro”. Solucionada esta primera barrera y localizado el punto de compra, ya podemos pasar a evaluar cuáles serían las reparaciones en la que podríamos hacer más hincapié.

1. El cambio de aceite y sus filtros

Aunque esta tarea se ha ido complicando con el paso del tiempo, realizar este mantenimiento en una motocicleta sigue siendo mucho más sencillo que en un vehículo de cuatro ruedas. Lo más importante es localizar dónde está cada uno de los componentes y realizar el cambio paso a paso. Afortunadamente, existen cientos de tutoriales en Internet que nos explican detalladamente qué piezas deben tocarse para realizar la operación satisfactoriamente.

Solo es necesario tomar una serie de consideraciones a la hora de ejecutar esta acción:

- Si disponemos del manual de reparaciones de la moto, esto nos podría facilitar la tarea. Es posible localizarlo si hacemos una búsqueda exhaustiva en Google. Además, esto nos servirá para el resto de los apartados.

- Hay que tener el motor en caliente antes de quitar el tapón de drenaje para retirar el aceite usado del vehículo. Hay que estar seguros de que estamos retirando el tapón correcto para no causar un estropicio. Este suele ser el más grande en el sumidero y por lo general, se encuentra en la parte inferior del mismo.

- Una vez se haya drenado el aceite, tenemos que retirar el filtro de aceite Ducati y reemplazar el tapón antes de colocar el nuevo filtro.

- Finalmente volvemos a apretar todos los tornillos y rellenamos con el aceite nuevo siguiendo las indicaciones del fabricante.

2. Revisando el sistema de frenado

Quizá estas serían las operaciones menos recomendadas para hacer uno mismo, salvo que ya poseamos cierta experiencia. El problema de ejecutar estas acciones erróneamente es que pondremos en riesgo nuestra seguridad.

Las únicas operaciones más asequibles, ya que son las más superficiales, son el reemplazo de las pastillas de freno y de las manetas para Ducati Monster 696.

Huelga decir que una vez realizado el cambio, sería conveniente probar que todo funciona bien en cortas distancias. Un error en el sistema de frenado podría desembocar en un fatal desenlace, por ello hay que extremar las precauciones.

3. Optimizar la refrigeración

Por otro lado, otro mantenimiento muy común que se puede hacer en casa, es la sustitución del líquido refrigerante y del filtro de aire para Ducati Monster. De hecho, es sin lugar a dudas una de las operaciones más fáciles, dado que se puede hacer en frío (al contrario de la operación de cambio de aceite) y con algo de experiencia apenas nos llevará unos minutos.

4. Reemplazar la Batería

Esta es una operación que debe hacer uno mismo forzosamente. Llevar la moto al taller para este cambio es sin duda una mala inversión. El único riesgo que se corre es por manipular elementos eléctricos que obviamente siempre suponen un peligro. Aun así es importante saber hacerlo o aprender cuanto antes, dado que si por cualquier motivo nos quedáramos sin batería y tuviéramos que utilizar un arrancador, tendríamos que ejecutar una operación con un grado semejante de riesgo.

5. Intercambio de neumáticos

Hace un par de décadas, casi todo el mundo cambiaba sus propios neumáticos. Es la gestión más básica dentro del espectro mecánico. Hoy en día nos hemos desentendido tanto que incluso esto lo dejamos en manos profesionales. Es cierto que a veces se requiere un alineado y un equilibrado que forzosamente nos obligarán a pasar por un mecánico.  

Comentarios