sábado 19.10.2019
ATAQUE A LA MEZQUITA DE LA M-30

¿Quiénes son los neonazis de Hogar Social Madrid?

Ocupar edificios públicos y repartir comida solo para españoles. Es el objetivo del colectivo neonazi que funciona de forma activa en la capital desde hace aproximadamente dos años

Miembros del Hogar Social Madrid. | FACEBOOK
Miembros del Hogar Social Madrid. | FACEBOOK

Ocupan edificios públicos y su labor principal es el reparto de alimentos, pero solo para españoles. El grupo neonazi Hogar Social Madrid Ramiro Ledesma, en honor al intelectual fundador del movimiento fascista español, compuesto por decenas de jóvenes funciona de forma activa en la capital desde hace aproximadamente dos años. “Ayudamos a los españoles más necesitados y vamos a seguir dando cobijo a gente que no tiene techo por culpa de la especulación y la corrupción de los políticos”.

Así explicó Melisa Ruiz, una de las líderes del grupo, el objetivo de este colectivo ultraderechista en un vídeo difundido en la plataforma Wouzee en diciembre de 2014. “Mantenerse en pie en un mundo en ruinas” es uno de sus lemas. Además, cuentan también con el apoyo de diversos movimientos vinculados a grupos de hinchas radicales de fútbol: el sector más radical del Frente Atlético y de los Ultra Sur. 

Son los mismos que este martes han atacado la Mezquita de la M-30 de Madrid. “No aceptamos ni aceptaremos la imposición de vernos amenazados por el radical extranjero mientras tenemos, además, que renegar a nuestro pan para alimentar, con nuestras propias manos, a la bestia terrorista. Porque cerrar nuestras fronteras no es sinónimo de odio hacia el de fuera, sino de amor hacia los nuestros, hacia nuestra gente”, han explicado los ultraderechistas en un comunicado publicado a través de su cuenta oficial de Facebook. De hecho, fueron los impulsores del 'hashtag' en Twitter contra los refugiados que se convirtió en trendig topic: #TerroristasWelcome.

Además del reparto de comida exclusivamente para españoles, el grupo ultraderechista ha protagonizado distintos sucesos controvertidos en los últimos meses, como por ejemplo, la protesta frente al Congreso de los Diputados el pasado dos de marzo durante la sesión de investidura de la que fueron desalojados, o la manifestación del pasado mes de septiembre que tuvo lugar en el centro de Madrid en la que portavoces del colectivo leyeron discursos para exigir ayudas sociales "solo para españoles" entre elogios al régimen franquista. Durante la campaña electoral también intentaron reventar varios actos de los principales partidos. 

Distintas ocupaciones

En agosto de 2014 ocuparon una nave en el barrio madrileño de Tetuán, un distrito en el que cerca del 60% de la población es inmigrante. Desplegaron una pancarta con el nombre del colectivo e iniciaron allí los repartos de comida a los vecinos del barrio. Para recibir la bolsa de alimentos tenían que acreditar que eran españoles mostrando su documento de identidad. Muchos residentes lo consideraron una provocación e incluso se movilizaron, apoyados por movimientos antifascistas, para exigir el desalojo del grupo neonazi. Es más, desde su llegada varios vecinos denunciaron el aumento de agresiones a inmigrantes, aunque no hubo detenciones. Finalmente el juez de instrucción número 48 de Madrid ordenó su desalojo, pero ya tenían planificada su siguiente ocupación.

Tres meses después, en noviembre de 2014, se instalaron en la antigua sede del Ministerio de Trabajo en el distrito de Chamberí. Fue su segunda ocupación. Allí continuaron con sus objetivos: amparar y ayudar solo a ciudadanos españoles. Aunque también pusieron en marcha una sala de gimnasio en la que organizan clases y combates de boxeo. Poco después de la entrada del nuevo gobierno en el Ayuntamiento de Madrid fueron de nuevo desalojados. Pero no cejaron en su empeño. A principios del pasado mes de octubre, el colectivo se hizo con la antigua sede del NO-DO, situada entre las calles Joaquín Costa y Velázquez, próxima a la embajada de Israel.

Investigación policial

La Policía Nacional ha iniciado una investigación dirigida a identificar a los miembros de Hogar Social Madrid por el ataque a la Mezquita de la M-30. Fuentes de la Delegación del Gobierno han confirmado que la Policía va a proceder a analizar las imágenes de las cámaras instaladas en el edificio para recabar información y "actuar en consecuencia".

Por su parte, el consistorio madrileño anunció el pasado mes de noviembre que ha solicitado a la Fiscalía que investigue al colectivo por considerar que "están fuera del orden constitucional" después de que Hogar Social Madrid solicitara una reunión con la alcaldesa. "Hoy tenía reunión con personas sin techo, pero han venido miembros del colectivo Hogar Social Madrid y con ellos no tenemos nada que hablar", escribió entonces la alcaldesa Manuela Carmena en su cuenta personal de Twitter.

Comentarios