viernes 03.07.2020
Sin respaldo ciudadano

Nuevo fracaso de los presupuestos participativos: sólo el 1,6% votó

La penúltima etapa de los presupuestos participativos del año 2017, la denominada fase de apoyos, ha vuelto a resultar un fracaso absoluto. Sólo han participado 44.173 personas de las cerca de 2.706.401 que tenían derecho a ello. O lo que es lo mismo, un 1,6% del total

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, durante el recuento de votos del reférendum popular.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, durante el recuento de votos del reférendum popular.

Desde el pasado 15 de mayo, las personas mayores de 16 años empadronadas en la capital ya pueden votar a los proyectos que han pasado el último filtro de los presupuestos participativos del años 2017 del Ayuntamiento de Madrid. En esta ocasión, la partida presupuestaria será de 100 millones de euros, 40 millones de euros más que los destinados en el ejercicio 2016. El consistorio madrileño decidió incrementar la cuantía destinada a estos presupuestos participativos para este año, a pesar de haber sufrido un fiasco en cuanto a participación se refiere con la esperanza de que este aumento de dinero sedujera o atrajera la atención de los madrileños. 

Pero a tenor de los resultados cosechados en la penúltimo filtro de estos nuevos presupuestos participativos 2017 no se puede afirmar que las sensaciones sean buenas, a pesar de que la participación haya aumentado. Del 18 de enero al 8 de marzo, cualquier persona empadronada en Madrid pudo crear un proyecto de gasto para toda la ciudad o para un distrito concreto. Al final, fueron 3.200 propuestas las que presentaron los ciudadanos a través de la página 'Decide Madrid', pero aunque el Ayuntamiento de Madrid lo denomine presupuestos participativos la realidad es que se guardan un derecho de declarar el proyecto como inviable. Bajo esta premisa, el consistorio decidió descartar 915 de ellos por incumplir aspectos técnicos, legales o de costes, según su criterio.

En total, fueron 2238 las propuestas de gastos los que consiguieron alcanzar la fase de apoyos que tuvo lugar del 11 al 25 de marzo, aunque los resultados de los mismos no han sido publicados hasta el 14 de mayo, casi dos meses después de que se cerrara la votación. Precisamente ha sido en esta etapa de los presupuestos participativos los que han vuelto a demostrar la escasa aceptación que tiene esta idea entre los madrileños. De las 2.706.401 personas que tenían derecho a votar (según datos de 2016 ofrecidos por el Ayuntamiento de Madrid), sólo lo hicieron 44.173 personas. O lo que es los mismo, un 1,6% del censo de personas que podía participar, lo hizo. Aún así, el equipo de Carmena se muestra feliz porque la participación con respecto al año pasado ha aumentado en un 103%, cuando votaron un poco más de 22.000 personas. 

En la actualidad, los presupuestos participativos ya se encuentra en su fase final. En esta ocasión, han sido 729 los proyectos que han conseguido el número de apoyos mínimos para poder optar a convertirse en una propuesta ganadora. Ahora los madrileños tendrán hasta el 30 de junio para participar y decidir en qué se va a gasta el consistorio madrileño 100 millones de euros en el próximo ejercicio del año 2017. "Las propuestas más votadas que completen los 100 millones serán las seleccionadas y se incluirán en el Proyecto Inicial del Presupuesto General del Ayuntamiento de Madrid". Esta es la promesa que aparece en la página 'Decide Madrid' y con la que intenta incentivar la participación de los madrileños. Los 729 proyectos finalistas suman más de 1.200 millones de euros.

Comida anticonceptiva para las cotorras

Los madrileños y madrileñas tienen la opción de votar tanto a las propuestas destinadas para toda la ciudad como a los proyectos exclusivos de los 21 distritos de Madrid. Además, la persona que decidida participar tiene la opción de votar cualquier proyecto, aunque no se encuentre en el distrito donde resida o esté censada. Para toda la ciudad hay un total de 90 propuestas muy dispares que van desde la reducción de la población de palomas y cotorras mediante comida anticonceptiva, hasta la utilización de vasos reutilizables en fiestas populares, aunque sin olvidar la propuesta 'estrella' del pasado año: los huertos urbanos.

Los proyectos tienen ademas presupuestos muy distintos. Hay algunos que alcanzan los 16.000 millones de euros y otros que incluso no costarían nada a las arcas municipales, como son los casos de la implantación de Mercadillos de segunda mano y de eco-productos por distritos o el aumento de los contenedores para reciclaje del aceita usado.

Pisos para los refugiados

Llama también la atención una propuesta que hace referencia al bono de transporte, dependiente de la Comunidad de Madrid y del Consorcio de Transportes. "Se propone una subvención de un trimestre del 50% en el abono para el 50% de personas desempleadas que cobran el subsidio mínimo y del 75% del abono para el 50% de personas desempleadas que no cobran ninguna prestación ni subsidio", reza la propuesta. Esta fórmula, la de la subvención, permitiría al Ayuntamiento de Madrid satisfacer una de las demandas más importantes de los madrileños. De hecho, el consistorio ya llevó a reférendum popular la posibilidad de crear un billete único de transporte para abaratar costes, aunque no tuviera competencias para tomar tal decisión. 

Otras de las propuestas de las que seguro que el Ayuntamiento se siente orgulloso es el proyecto que habla de alquilar viviendas para los refugiados. El consistorio madrileño tiene previsto construir más 4.000 viviendas sociales de alquiler en su Plan Municipal de Vivienda Nueva 2016-2019 y una madrileña propone que algunas de estas viviendas sean destinadas para la acogida de los refugiados. Este proyecto supondría un coste de 30.000 euros y sería del agrado del equipo de Ahora Madrid que tanto ha presumido de su pancarta, 'Refugees Welcome'.

En cuanto a los distritos, casi todos los proyectos tienen relación con infraestructuras deterioradas de la zona o inexistentes como pasos de cebra, aceras o centros deportivos.