jueves 12.12.2019
Estrella Digital habla con los tres candidatos

La baja movilización marca el final de la batalla por el PSOE de Madrid

José Manuel Franco, Juan Lobato y Eusebio González se medirán este sábado en la contienda interna de los socialistas madrileños, que ha pasado sin hacer ruido en mitad del barullo mediático del 1-O y con poco movimiento entre los militantes. El nivel de participación será determinante para saber si habrá segunda vuelta, la única opción para hacer sombra al favorito por parte de Lobato y González

Los tres candidatos a liderar el PSOE de Madrid, de izquierda a derecha: José Manuel Franco, Eusebio González y Juan Lobato. | PSOE de Madrid
Los tres candidatos a liderar el PSOE de Madrid, de izquierda a derecha: José Manuel Franco, Eusebio González y Juan Lobato. | PSOE de Madrid

Es la cuarta federación más importante del PSOE y uno de los lugares donde la formación ha perdido más impulso en votos y en militantes, pero las primarias socialistas en la región apenas han acaparado atención mediática. Tampoco en la propia militancia, que se ha movilizado a trompicones para los actos organizados por los tres candidatos. 

José Manuel Franco -portavoz adjunto del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid-, Juan Lobato -alcalde de Soto del Real- y Eusebio González -maestro de Primaria en Alcalá de Henares- han tenido que luchar por imponerse al foco mediático de Cataluña, la propia planificación de la campaña y la votación -que, inicialmente, estaba planeada para el mismo día 1 de octubre- y la desafección del socialismo madrileño por sus representantes en los últimos tiempos.

Además, tampoco ha habido grandes puntos de controversia fuera de los debates artificiales en clave nacional sobre el “estado plurinacional” -en el que Eusebio González entró de lleno para atacar a Franco-. Los tres candidatos a liderar el PSOE madrileño han mantenido un solo debate en persona y apenas ha habido cruces de reproches entre candidatos, a excepción del enfrentamiento directo entre el favorito y Eusebio González, de la línea de Tomás Gómez en el debate del pasado lunes. Tanto él como Lobato han intentado hacerse un hueco en el panorama del socialismo madrileño y han acaparado sus propios apoyos, ‘in crescendo’ según avanzaba la campaña para el alcalde de Soto del Real.

Ambos han criticado la organización de la campaña, la falta de debate y hasta la propia convocatoria a la militancia para acudir a las urnas este sábado, una crítica que ha recordado fervorosamente González a un día de las votaciones que, añade, no se han convocado pertinentemente a los propios militantes. “Solo se ha enviado la convocatoria por e-mail. Hay militantes que no tienen acceso a esos medios electrónicos”, ha explicado a este diario a apenas unas horas de que abran las urnas en las agrupaciones.

Franco no quiere un “exceso de confianza”

José Manuel Franco, que arrancó el primero la carrera hacia la secretaría general, ha pasado la precampaña y parte de la campaña recabando apoyos, también entre aquellos a los que se vio de frente como coordinador de la campaña de Pedro Sánchez durante las primarias federales. La propia secretaria general, Sara Hernández, no materializó su intención de presentarse y se ha unido a la ola del ‘sanchismo’ madrileño encarnado en Franco. Otro apoyo de Patxi López en las primarias del PSOE, Rafael Simancas, e incluso uno de los hombres fuertes de Susana Díaz en Madrid, el senador y diputado regional José Cepeda, están en su órbita.

A horas del cierre de campaña y de las votaciones, Franco se mostraba optimista. “Estoy más animado que al principio de la campaña. He recorrido muchísimas agrupaciones -menos de las que quisiera- y he notado en primera persona el cariño y el afecto. Cada día que pasa estoy más fuerte precisamente por esto. Es impagable”, relataba Franco a Estrella Digital un día antes de las primarias.

Aun así, el favorito quiere huir de “un exceso de confianza, y que muchos compañeros y compañeras lo vean ya como ganado”. Por eso, llama a una gran participación. “Es bueno para el partido. Necesitamos salir fortalecidos, sobre todo, de cara a las elecciones de 2019. Ganar esas elecciones, esa es nuestra meta. Por eso, la participación es fundamental”, insiste el actual portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea de Madrid.

De hecho, Franco ha recordado en que fue él quien propuso que se aplicaran las normas aprobadas en el 39 Congreso Federal del PSOE a la hora de celebrar las elecciones primarias, una forma de mejorar la participación de los militantes. “Se rebajó el número de avales, gracias a lo que alguno de los compañeros ahora en liza ha podido participar en el proceso”, ha explicado a este diario. “Con las viejas normas no podrían estar en la carrera electoral”, ha insistido.

Apoyos de última hora

La carrera ha continuado hasta el final para el alcalde de Soto del Real. Lobato ha conseguido contar con el impulso de Enrique del Olmo y Manuel Lucas, los dos precandidatos que no pudieron reunir los avales suficientes para presentarse. Pero también el de algunos ‘tomasistas’ y de otros sectores del PSOE madrileño, lo que le ha servido para arrogarse el papel de ‘la vía de en medio’, especialmente tras el enconamiento de Franco y González en el único debate que se ha realizado.

“Tenemos una candidatura que reúne a compañeros que apoyaron a las tres opciones en las primarias federales, lo que nos permite tener una visión más transversal”, ha explicado Lobato a Estrella Digital, en un intento de diferenciar su propuesta de la de sus adversarios, encasillados en clave nacional a su parecer. De hecho, el joven candidato considera que en muchos de los apoyos no ‘sanchistas’ que se han unido a Franco se puede apreciar “en clave de repartos y de ajustes”.

En cualquier caso, destaca como gran logro de su candidatura contar con unos 200 militantes desconocidos para su candidatura que se han apuntado como voluntarios como apoderados o interventores y que se han unido directamente a través de su página web. Para Lobato, esto muestra que “el partido está vivo” pese al “cierre de aparato tan bruto y tan obsceno”. Por eso, Lobato confía en conseguir pasar a una segunda vuelta con Franco.

La lucha contra “la continuidad” de González

Para González es, precisamente, esa segunda vuelta es lo que ha querido evitar la actual directiva. “Es todo continuidad. Los mismos equipos que forman parte de la actual Ejecutiva están apoyando al compañero José Manuel. La propia secretaria general se ha retirado para dar el apoyo a José Manuel”, ha criticado González en una conversación telefónica con este diario.

A unas horas de las votaciones, el exdiputado se mostraba “un poco preocupado por la baja movilización que está habiendo”. “Es obvio que la desmovilización del partido viene de mucho antes, pero si el comité organizador -elegido por la dirección actual del partido- no promueve la participación, hay algo que no funciona”, se ha quejado el socialista madrileño. Además, considera que la baja participación será favorable a José Manuel. “Conlleva la participación exclusiva de lo que mueve las estructuras de poder, es decir, el aparato. El aparato tiene la movilización asegurada, pero no la militancia que no tiene por qué estar en la misma línea”, ha dicho, contundente.

El candidato de Alcalá de Henares ha denunciado que no todos los socialistas madrileños tienen toda la información completa sobre las votaciones. “Nos han llegado noticias de que hay militantes que no están informados por la propia organización de que se votará el sábado”, ha explicado a Estrella Digital este viernes. “Han llegado instrucciones por mail, pero tenemos una concentración en nuestro censo de personas que no suelen utilizar este medio o que no han querido facilitarlo”, ha alertado. González, alineado con Tomás Gómez y diputado en la Asamblea de Madrid en la última legislatura, ha insistido en el valor de una candidatura como la suya que “partía de cero, con gente fuera de la política”.

Comentarios