lunes 30/11/20

¿No puedes dormir? el ruido blanco te ayuda

“Ruido Blanco” ¿te suena la expresión ? puede que en los últimos años hayas oído estas palabras e incluso que te hayas encontrado con vídeos de Youtube, listas de Spotify y hasta App’s de ruido blanco que se proclaman como ayuda para conciliar el sueño

Pero ¿de qué se trata?, ¿cómo se usa?, ¿cuales son sus pros y sus contras?, ¿qué nos dice la ciencia sobre este curioso método de relajación?.

¿QUÉ ES EL RUIDO BLANCO O SONIDO BLANCO?

El ruido blanco es un sonido en el cual están presentes todas las frecuencias posibles, es decir, que contiene todos los sonidos audibles en igual proporción. Su nombre se debe a su analogía con la luz blanca, la cual se origina combinando todos los colores del espectro. El ruido blanco no sigue un patrón ni tiene regularidad. En música, sería el equivalente a que todos los instrumentos tocaran a la vez notas distintas sin ninguna coherencia ni coordinación.

Es ruido blanco, por ejemplo, el que hacen algunos electrodomésticos como el secador de pelo, la campana extractora y la lavadora mientras están en marcha, o el sonido que emite la televisión cuando está mal sintonizada. En la naturaleza también hay ruidos blancos como el sonido del mar, el de la lluvia o el del viento.

QUÉ BENEFICIOS TIENE EL RUIDO BLANCO

Gracias a sus características particulares, el ruido blanco cuenta con ciertos beneficios de los que podemos sacar provecho.

Teniendo en cuenta que el oído es el único sentido que permanece totalmente activo mientras dormimos (por ello cualquier ruido fuerte puede alterar nuestro descanso), si utilizamos el ruido blanco como sonido de fondo al acostarnos, este tiene la facultad de conseguir que otros estímulos auditivos, aún siendo más intensos, pierdan la capacidad de activar la corteza cerebral.

lluvia

¿Por qué? Porque satura el nivel de nuestro umbral auditivo. En otras palabras, levanta una barrera que impide que oigamos el resto de sonidos. Lo cual no significa que el oído no los perciba. Sí que lo hace, pero incluidos en el conjunto de frecuencias que conforman el ruido blanco, o sea, camuflados.

Por otro lado, al tratarse de un sonido constante, plano, sin altos ni bajos, produce un efecto tranquilizador y relajante al oírlo durante un rato.

RUIDO BLANCO PARA DORMIR

Dados sus beneficios, el ruido blanco es útil para aquellas personas que tienen problemas a la hora de conciliar el sueño o que tienen el sueño ligero (se despiertan al menor ruido). Tanto su capacidad para bloquear otros sonidos como su propiedad relajante, resultan efectivas en muchos casos contra el insomnio. Se trata simplemente de poner este sonido de fondo al acostarnos.

También es frecuentemente utilizado para el tratamiento de aquellas personas que padecen acúfenos, trastorno también denominado tinnitus, debido al cual se escuchan constantemente en el oído ruidos que no provienen del exterior y que pueden manifestarse como zumbidos o pitidos.

Las personas con acúfenos pueden padecer con frecuencia dolores de cabeza, ansiedad, depresión e insomnio. Aunque el tinnitus no tiene cura, un estudio reciente ha comprobado que el ruido blanco consigue enmascararlo y que, empleado en terapias como la de reentrenamiento, por ejemplo, hace que el paciente se habitúe a los acúfenos disminuyendo su percepción y mejorando su calidad de vida.

BEBÉS Y RUIDO BLANCO

Se ha hablado mucho de que el ruido blanco sirve para que los bebés se duerman más fácilmente. Muchos padres, de hecho, confirman que usar este sonido les resulta efectivo para conseguir que sus pequeños se calmen, dejen de llorar y concilien el sueño.

bebé durmiendo

Sin embargo, y aunque existen estudios que confirman la eficacia del ruido blanco para aliviar los cólicos del bebé u otras investigaciones para ayudar a los recién nacidos a afrontar un procedimiento médico doloroso (punción del talón, extracción de sangre, etc.), algunos pediatras lo desaconsejan como método para hacerlos dormir ya que, pueden hacerse dependientes y ya no poderse calmar solos.

Por otro lado, también hay estudios que alertan sobre sus consecuencias. La exposición al ruido blanco continuo sabotea el desarrollo de la región auditiva del cerebro pudiendo afectar negativamente a la adquisición de la audición y del lenguaje.

Puedes utilizarlo como recurso de emergencia cuando ya has agotado todas las otras posibilidades, pero no como método habitual o rutina. Y recuerda que el llanto es la forma que tiene el bebé de manifestarse cuando tiene hambre, le duele algo o está cansado.

CONTRAINDICACIONES DEL RUIDO BLANCO PARA DORMIR

Cuando el problema es la imposibilidad de conciliar el sueño, se recomienda utilizar el ruido blanco programado, de manera que se apague solo pasado un tiempo, cuando hayamos conseguido dormirnos. Así evitaremos exponernos a él durante toda la noche.

Esto es importante porque, por un lado, mientras lo oímos, el ruido blanco mantiene activas las células ciliadas, encargadas de detectar los sonidos y enviar la información al cerebro. Esto impide su descanso y acorta su vida. Estas células no se reproducen y su muerte es la causa de la pérdida de la audición.

Por otro lado, según algunas investigaciones, el ruido blanco puede tener, a largo plazo, efectos en el cerebro y en el sistema auditivo central. 

Cabe mencionar también que está desaconsejado su uso en personas que padezcan trastornos del sueño como la apnea del sueño, por ejemplo. En ese caso podría resultar muy perjudicial.

QUÉ DICE LA CIENCIA SOBRE EL RUIDO BLANCO PARA DORMIR

A pesar de que se trata de una práctica frecuente y mucha gente afirma que da buenos resultados, no existe aún suficientes evidencias científicas que apoyen la eficacia real del uso del ruido blanco para ayudar a conciliar el sueño.

Hay diferentes opiniones entre los especialistas pero ninguna se encuentra totalmente contrastada, ya que se han hecho pocos estudios y todos se basan en los resultados obtenidos en muestras reducidas de población.

Dejando de lado el uso de este tipo de ruido durante las horas de descanso, existen algunos estudios que lo han probado para tratar otros problemas. Por ejemplo, el ruido blanco podría tener la capacidad de favorecer la concentración en niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

¿CÓMO CONSEGUIR UN RUIDO BLANCO?

En la naturaleza hay en abundancia pero, a excepción de que vivas junto al mar o en un lugar donde llueva muy a menudo, para obtener un ruido blanco tendrás que recurrir a uno artificial.

Antes, podías dejar encendida la televisión durante la noche y el ruido del final de transmisión era perfecto para este fin. Sin embargo, actualmente ya no hay canales que no emitan durante las 24 horas. Es por eso que no nos queda más remedio que echar mano de la tecnología.

En Internet podemos encontrar unos cuantos recursos para obtener ruido blanco y, desde luego, hay para todos los gustos.

YOUTUBE

En el famoso buscador de vídeos podremos dar con montones de ellos dedicados al ruido blanco. 

Estos son dos ejemplos, el primero son ocho horas de ruido de secador donde casi desde el principio se pone la pantalla en negro para evitar distracciones y el segundo es sonido de agua correr, toda una delicia.

SPOTIFY

En Spotify puedes encontrar también listas de reproducción y discos completos de ruido blanco clasificados incluso por categorías como “para dormir”, “para bebés”, “para concentración”, “para leer”, etc. Solo es cuestión de ir buscando o activar el modo aleatorio y dejarse llevar aunque si no tienes el premium el sonido se interrumpirá con anuncios.

NOISLI.COM

Por último en esta web puedes crear tu propio ruido blanco a medida, añadiendo y mezclando sonidos como si de un cocktail se tratara. Es muy intuitiva y fácil de usar.

 

Comentarios