lunes 27.01.2020

Alimentos ecológicos que más triunfan en la actualidad

Existe una gran diferencia entre el tipo de alimentación que seguía la sociedad hace escasos años en comparación con las tendencias más populares de hoy en día
Alimentos ecológicos que más triunfan en la actualidad

A finales de 2019 se ha acabado imponiendo el real fooding, así como otras prácticas que consisten básicamente en ingerir solo aquellos alimentos que sean saludables. Dentro de dicha categoría encajan a la perfección los alimentos ecológicos, tales como los huevos de avicolaredondo.com.

 

Este tipo de productos han impactado muy positivamente en los consumidores no solo por lo saludables que son –al llevar por ejemplo una menor cantidad de aditivos o incluso cero en total–. Adicionalmente también lo han hecho por la concienciación medioambiental.

 

Decantarse por dichas alternativas supone colaborar con el ecosistema. Pero, ¿qué tipos de alimentos ecológicos son los que mayor éxito están cosechando? En Estrella Digital describiremos algunos de ellos.

 

Huevos

 

El ejemplo sacado a colación en anteriores líneas está en lo más alto del ranking de alimentos ecológicos de mayores ventas. ¿Qué es lo que les lleva a triunfar hasta tales niveles? En primer lugar las condiciones en las que se encuentran las gallinas encargadas de producir el producto comercializado.

 

Cada vez más personas se preocupan por el bienestar de aquellos animales que han formado parte de la cadena de producción. Afortunadamente la tranquilidad se apodera de ellos al comprobar que la calidad de vida de cada gallina presente en una granja ha sido y continúa siendo inmejorable a todos los niveles.

 

Así lo demuestran las gallinas que ponen los huevos vendidos en avicolaredondo.com. Jornada tras jornada cuentan con un espacio exterior de muchos metros cuadrados para recorrerlo en libertad, lo cual es agradecido enormemente por los animales. Aunque aquí no termina la lista de aspectos positivos.

 

Y es que no puede ser pasada por alto la alimentación que reciben las gallinas que producen huevos ecológicos. En el caso de la citada granja que lleva cosechando experiencia desde el año 1956, el pienso es completamente natural, con todos los beneficios que ello conlleva en términos nutricionales.

 

Gracias a los diversos aspectos que hemos descrito, los consumidores pueden degustar huevos regularmente sin sentirse afectados por las posibles malas condiciones en las que han estado las gallinas. Todo lo contrario: viven en muy buen estado, dando pie a que los usuarios se beneficien del gran aporte proteínico que proporciona dicho alimento.

 

Verduras y frutas

 

Anteriormente se ha mencionado que el ecologismo dentro del ámbito de la alimentación está triunfando tanto por querer mejorar la salud de uno mismo como por desear colaborar con el ecosistema. Las verduras y las frutas ecológicas cumplen sobradamente con ambos propósitos.

 

¿Cómo lo logran? Básicamente gracias a una elaboración con ausencia total de pesticidas. Desafortunadamente en la actualidad siguen estando muy presentes en gran cantidad de cosechas que tienen lugar en nuestro país. No solo afectan gravemente al medio ambiente, sino que a su vez pueden ocasionar adversidades de salud a quienes los ingieren.

 

Todo cambia al optar por verduras y frutas que no contienen pesticida alguno. El procedimiento es natural al cien por cien, lo cual es tenido muy en cuenta por los usuarios que no dudan en decantarse por esta opción tan sana. De hecho, los profesionales de la salud recomiendan ingerir ambos alimentos a diario.

 

Embutidos y queso

 

Por desgracia, los embutidos son unos de los productos alimenticios que mayores cantidades de aditivos llevan en sus composiciones. Es habitual ver en los supermercados desde salchichón hasta jamón cocido cuyo porcentaje de carne solo llega hasta los sesenta puntos. Y todo lo demás, ¿qué es? Sal y una inmensa cantidad de ‘extras’ en absoluto saludables.

 

En efecto, no todos los aditivos son malos. El E-330 lo demuestra a la perfección, tratándose simplemente de ácido cítrico. Sin embargo, la inmensa mayoría de sustancias que son añadidas se ha demostrado que pueden llegar a ocasionar problemas de mayor o menor gravedad, desde dolores estomacales hasta cálculos renales y un aumento de la tensión arterial.

 

Por si fuera poco, algunos embutidos son elaborados haciendo uso de antibióticos y transgénicos. ¿Olvidarse de todo ello es posible? Sí, puedes comer embutido que no sea perjudicial para ti, recurriendo a otro producto que triunfa a día de hoy.

 

Nos referimos al embutido ecológico. Como es de esperar, tiene una pequeña desventaja en comparación con los ultraprocesados, la cual es fruto de su naturalidad: acostumbra a caducar bastante antes. Sin embargo, merece muchísimo la pena teniendo en cuenta la calidad alimenticia de la que pasa a disfrutar tu organismo, amén del paladar.

 

Finalmente, el queso también merece una mención especial. Muchos de ellos añaden cloruro cálcico, uno de los aditivos más nocivos que es utilizado a modo de endurecedor. Por suerte, optando por el queso ecológico te olvidas de dicha sustancia. Además, siguiendo el ejemplo de los huevos ecológicos, en esta ocasión son las vacas las que gozan de una calidad de vida realmente buena.

Comentarios