sábado 14.12.2019
Kroos, baja para el derbi

Zidane solo puede forzar a Casemiro o experimentar con gaseosa

El alemán estará fuera durante al menos seis semanas por lo que el técnico puede apostar por un centro del campo sin ningún tipo de contención y llevar al equipo al desastre que ocurrió en Polonia frente al Legia

Zidane solo tiene un pivote defensivo puro en la plantilla.
Zidane solo tiene un pivote defensivo puro en la plantilla.

Toni Kroos no podrá jugar durante al menos seis semanas por culpa "fractura-avulsión de la base del quinto metatarsiano del pie derecho" que se produjo en el partido frente al Leganés. En principio, el jugador viajó a Alemania para unirse a la concentración de su selección, pero las molestias del golpe sufrido durante el último encuentro no remitían y el lunes el pie se empezó a inflamar.

Finalmente, los médicos germanos le detectaron la lesión y los galenos madridistas han decidido que lo mejor en su caso es que no pase por quirófano. Kroos se someterá a un tratamiento conservador, que también servirá para reducir los plazos de su recuperación, pero en cualquier caso se perderá el derbi y el Clásico. También tiene muy pocas opciones de llegar al Mundialito de clubes.

Todo esto supone un grave contratiempo para los madridistas, puesto que Kroos ha jugado en los últimos partidos al nivel más alto desde que viste de blanco. El ex del Bayern ha estado inmenso en la distribución y además ha sabido suplir a la perfección a Casemiro en la contención. Su baja sería sensible en cualquier momento, pero una vez que el brasileño no está recuperado de su fisura en el menisco puede resultar catastrófica para los intereses de los madridistas.

Casemiro todavía no ha vuelto a entrenarse con el resto de sus compañeros y la Confederación Brasileña decidió sacarle de la convocatoria en el último momento. Cuando le citaron, los médicos pensaban que iba a volver a ejercitarse con normalidad el lunes, pero eso no sucedió. En el Real Madrid decidieron tomarse su reingreso en el equipo con especial cautela, pero ahora resulta complicado que el jugador llegue al cien por cien para el 19 de noviembre, el día en el que se juega el derbi y cuando en un principio estaba prevista su reaparición.

El equipo se puede partir

Si el ‘14’ está en el campo, no habría mayor problema porque Kovacic ha demostrado que puede ocupar la posición natural de Kroos en el medio centro (por delante del pivote). Sin embargo, si Casemiro no llega a tiempo, Zidane tendría que presentar a un centro del campo sin ningún especialista de contención, algo que frente a un equipo como el Atlético de Madrid supondría empezar con media batalla perdida, si todos los jugadores no son solidarios.

Kovacic y Modric intentarían asumir las tareas del pivote defensivo a partes iguales, pero Isco y James no podrán aportar gran cosa en esa función y los tres jugadores de arriba no parecen muy dispuestos a arrimar el hombro. Frente al Legia de Varsovia ya se vio que cuando Zidane apuesta por jugadores de corte ofensivo, el equipo tiende a partirse y eso frente a los colchoneros se paga muy caro.

Por otro lado, el Real Madrid tiene un especialista en esa posición en la plantilla, pero Lucas Silva se encuentra sin ficha y no convence a nadie, aunque ha vuelto a entrenar con el grupo. Saldrá del equipo en los próximos meses, tras superar el problema cardiaco que impidió su traspaso en verano. Asimismo, una opción nada descartable es la de utilizar a Lucas Vázquez por dentro, algo que Zizou ya ha probado en alguna ocasión, aunque tampoco es fácil que el gallego sea titular en esa situación por mucho que sea un jugador mucho más generoso en el esfuerzo que el resto de alternativas disponibles.

Finalmente, el técnico francés también tiene la opción de subir a un central al centro del campo, pero para eso tiene que recuperar a Sergio Ramos a tiempo, puesto que Pepe está completamente descartado. El de Camas ultima su preparación en el gimnasio, pero visto el resultado que dio en esa posición en la fatídica eliminación del Madrid frente a la Juventus esa es la opción que se antoja menos apetecible para los corazones merengues.

Comentarios