lunes 09.12.2019
Balance de gastos

El milagro de Simeone en Champions no tiene precio

El técnico rojiblanco no estará en la final de Cardiff, pero su recorrido en el último lustro con un superávit de ocho millones en traspasos de jugadores deja en evidencia al resto de competidores

Simeone vislumbra a su equipo desde la banda.
Simeone vislumbra a su equipo desde la banda.

El próximo sábado Cardiff acogerá la cita más trascendental del curso. Una final de Champions de incierto desenlace, en la que no estará el Atlético de Madrid, al contrario de lo que sucedió en 2014 y 2016. Un recuerdo borroso para los rojiblancos, empañado de lágrimas fruto de la derrota, pero a la vez alentador. Tres semifinales en cuatro años, que no pudieron culminar por culpa del eterno rival. Falta de confianza, de valentía en ciertos tramos de los partidos… sea como fuere, el Atlético ha sabido sobreponerse esta temporada al final trágico acontecido en Lisboa y Milán. Ahora, el deseo del ‘Cholo’, es volver a estar en la pugna en 2018.

Mérito tendría, desde luego, si Simeone consigue reactivar de nuevo a sus pupilos. La hazaña del técnico rojiblanco, al que en algunos momentos han condenado sus ideales, está ya escrita en la historia de un equipo que hasta su llegada tan sólo había pisado una vez la última ronda de la máxima competición continental. Pero el aplauso no recae únicamente en el resultado, sino en la forma de obrarlo. El conjunto colchonero se ha hecho grande pese a ser el único candidato al título en las quinielas con un bagaje positivo de traspasos de jugadores en el último lustro.

El PSG y el Manchester City, que este curso han demostrado sus flaquezas, tienen un saldo negativo de más de 500 millones de euros. Desembolsos importantes por grandes figuras que no se han traducido en ningún éxito en Europa. Barcelona, Madrid, Bayern y Juventus, los principales candidatos en un principio, los más colosos, también han necesitado de tirar de talonario para tapar sus carencias. Al margen del Madrid, que este verano tan solo repescó a Morata, el conjunto italiano se dejó 90 millones en Higuaín y otros treinta en Pjanic. El equipo azulgrana, alrededor de 150 millones en suplentes que apenas han ofrecido garantías. El guión del Bayern, similar.

El Atlético, si bien ha efectuado pagos cuantiosos, también ha tenido que afrontar la salida de jugadores como Diego Costa. Ahora afronta la más que probable fuga de Griezmann, el mayor talento que ha transitado el Calderón en mucho tiempo, y que parece reacio a permanecer en la capital. Un problema similar con el que lidia el Borussia Dortmund, cuyas estrellas escapan al enemigo más cercano. Pese a ello, el balance de los alemanes está en negativo, exactamente en 33 millones, como muestra el gráfico elaborado por la web transfermarkt.

El milagro de Simeone en Champions no tiene precio. Ha comprado y vendido a partes iguales, y pese a ello ha conseguido rendir por encima de las expectativas. Lisboa no fue casualidad, sino que fue un anticipo de lo que estaba por llegar. Un equipo capaz de luchar y mantener vivas sus esperanzas hasta el último suspiro, literalmente. Tras la cita portuguesa llegó Milán, y pareció el final. Camino a Cardiff sí se desdibujó el equipo, con un 3-0 en el Bernabéu que evidenció su inferioridad. El próximo año, rumbo a Kiev, el Atlético intentará dar guerra de nuevo. 

Comentarios