sábado 11.07.2020
CELTA 0-2 ATLéTICO

Griezmann vale un liderato

El jugador francés sigue en racha y resolvió él solo un partido muy disputado en el que todos sus compañeros se comportaron como soldados disciplinados. Carrasco mató el partido a la contra en los últimos minutos y Oblak volvió a dejar su puerta a cero

Carrasco y Griezmann celebraron juntos el segundo gol. | Reuters
Carrasco y Griezmann celebraron juntos el segundo gol. | Reuters

El Atlético de Madrid sigue como líder de la Liga y se sitúa en tercera posición en la clasificación histórica, tras la derrota del Valencia, gracias a un partido muy serio de los de Simeone. El Atlético no mostró su fútbol más vistoso, pero no dejó ni un solo resquicio por el que el Celta le pudiera hacer algo de daño.

Los colchoneros dieron una lección de fútbol control durante todo el partido y se encomendaron a la imaginación de Griezmann en el ataque. Su estrella estuvo muy fino durante toda la noche y cuando tuvo la primera ocasión de disparar dentro del área no perdonó, tras una buena combinación con Vietto, que poco a poco empieza a encontrar su sitio en el equipo.

Además, tras el primer gol, el Cholo leyó muy bien el partido y metió en el campo a Carrasco, que mató el partido a la contra en una buena acción individual. El Celta jugó un buen partido en lo posicional, pero solo Orellana mostró imaginación en un equipo en el que Nolito asume demasiada responsabilidad en ataque.

Simeone apostó por Augusto, Gabi y Saúl en el centro del campo en un once sin extremos, mientras que Carrasco y Correa se quedaron en el banquillo. Por su parte, Berizzo alineó a su once tipo, sin el lesionado Nolito, y planteó un partido muy cerrado, que no estuvo marcado por las condiciones del terreno de juego, a pesar de que se temió por la suspensión por culpa de las constantes lluvias que cayeron en Vigo.

Balaídos se quedó a media entrada, por culpa del tiempo, pero el césped estaba en mejores condiciones que los accesos al estadio. Además, el agua respetó a los jugadores los primeros 65 minutos de partido, aunque el fútbol tampoco jarreó en la primera mitad. Los dos equipos jugaron una partida de ajedrez en la que las llegadas a ambas área escasearon.

El Celta cayó en el embrujo rojiblanco

Aspas probó suerte con un cabezazo que salió por línea de fondo y Griezmann dio el susto a la afición gallega al bajar un pelotazo dentro del área, pero Sergio se le echó encima y achicó el balón. Sin embargo, la ocasión más clara del primer acto llegó en el minuto 34, cuando Griezmann firmó una buena pared con Koke y disparó con violencia, aunque la pelota salió muy cerca del larguero.

Poco a poco, el Atlético se hacía con el dominio territorial porque el Celta empezó mejor, pero cedió metros poco a poco. Saúl y la hiperactividad de Griezmann daban sentido al juego de los rojiblancos, pero Orellana también traía de cabeza a los defensas colchoneros. El chileno también probó a Oblak con un disparo lejano, pero el cancerbero resolvió con sencillez, gracias a su buena colocación.

En cambio, tras el paso por los vestuarios, el Atlético dio un paso adelante y encontró su premio a los pocos minutos. Koke buscó a Griezmann en la frontal del área y el francés hizo una pared con Vietto, en la que el argentino le dejó el balón solo para empujarlo. El ‘7’ encontró el premio que tan bien busco en la primera parte y Simeone vio la oportunidad para sentenciar el partido a la contra, por lo que sacó a Carrasco en el lugar de Augusto.

Después, el Celta acusó el golpe y se fue por unos minutos del partido. Carrasco lo intentó con un derechazo potentísimo que se marchó muy cerca del arco, aunque el Atlético vivía muy replegado en su campo, cuando la lluvia torrencial llegó al partido por unos minutos. En cualquier caso, los colchoneros no sufrían en absoluto y el equipo local echaba mucho de menos a Nolito.

Finalmente, Carrasco recogió un balón que había quedado suelto en tres cuartos, tras un saque de Oblak. Encaró a los defensas que se encontró por delante y se sacó un zurdazo fortísimo, ante el que nada pudo hacer Sergio. El Atleti mató el partido a la contra y sueña con más motivos con el título de Liga, tras superar esta complicada salida.

CELTA DE VIGO: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Sergi Gómez, Cabral, Jonny; Radoja (Guidetti, min.74), Wass, Bongonda (Sene, min.86), Pablo Hernández (Borja Fernández, min.81), Orellana y Iago Aspas.

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Godín, Gímenez, Filipe Luis; Koke, Saúl, Gabi, Augusto (Carrasco, min.54); Vietto (Jackson Martínez, min.76) y Griezmann (Gámez, min.83).

Goles

0 - 1, min.49, Griezmann.

0 - 2, min.80, Carrasco.

Árbitro: Ricardo de Burgos Bengoetxea (C. Vasco). Amonestó a Pablo Hernández (min.63) y Radoja (min.67) por parte del Celta. Y a Filipe Luis (min.36) en el Atleti.

Comentarios