Jueves 21.06.2018
CLUB DEPORTIVO LEGANÉS

Asier Garitano, el orgullo de un club y de una ciudad

El técnico vasco ha sido el gran artífice de los éxitos logrados por el Leganés a lo largo de los últimos cinco años. Dos históricos ascensos y el primer pase de la historia del club pepinero a los cuartos de final de la Copa del Rey han hecho de Garitano el gran héroe de Butarque y de la ciudad madrileña

Asier Garitano se ha convertido en el gran héroe de Leganés.
Asier Garitano se ha convertido en el gran héroe de Leganés.

Asier Garitano no es un hombre cualquiera. Las grandes gestas logradas en los últimos años por el técnico guipuzcoano le han convertido en uno de los principales pilares de la historia del Club Deportivo Leganés y, por supuesto, en todo un héroe de la entrañable ciudad madrileña. El fútbol es un deporte maravilloso por las grandes lecciones de vida que aporta no solo a sus aficionados, sino también a todo el mundo. La humildad, el trabajo diario y el espíritu luchador son tres bases fundamentales en todas las personas y con el ‘Lega’ no iba a ser menos.

Quien le iba a decir a la gente de Butarque que tras el fallido ascenso a Segunda en 2013 su equipo iba a codearse tres años después entre los más grandes de la mejor liga del mundo. Los sueños se cumplen y después de diez años en la siempre dura y complicada División B el conjunto pepinero retornó a la división de plata del fútbol español con Garitano al frente del ‘barco’ blanquiazul. El de Bergara cogió el timón del Leganés el 28 de junio de 2013 y se propuso llevar a su nuevo equipo al lugar que abandonó en 2004, año en el que sus ‘vecinos’ del Getafe lograban el ascenso a Primera. Todo lo malo se juntó para la parroquia blanquiazul.

Tras dos lustros navegando en mares revueltos dominados por grandes tormentas, el ‘Lega’ ya estaba en Segunda. La afición pepinera enloqueció con los suyos y volvió a sonreír después de mucho tiempo en Hospitalet, la ciudad del retorno. En la temporada 14/15 el cuadro madrileño finalizó la temporada en la décima posición, por delante de históricos como Deportivo Alavés, Mallorca, Tenerife, Osasuna, Racing de Santander o el decano del fútbol español, el Recreativo de Huelva. La tranquilidad y la ilusión se apoderó de una afición que no sabía el gran regalo que le esperaba el año siguiente.

2016, puerta hacia la gloria

Después de lograr la tan ansiada permanencia en la categoría de plata, lo mejor estaba por venir. Garitano continuó con su filosofía ganadora en la campaña 15/16 pero nadie se podía imaginar el espectacular final de temporada que iba a vivir la ciudad de Leganés. Jornada y jornadas estuvo el conjunto blanquiazul ocupando los puestos de ascenso directo a Primera División. El premio a la constancia, al esfuerzo y al pundonor llegó en la última jornada en Anduva, donde se midieron al Mirandés.

Los de Garitano tenían la gloria en sus manos y la alcanzaron al vencer por 0-1 gracias a un tanto de Pablo Insua a los pocos minutos de dar comienzo la segunda parte. La afición pepinera que abarrotó las gradas del fondo norte del feudo ‘rojillo’ saltó al césped a festejar el ascenso de los suyos y homenajear a su mejores aliados: la humildad y la fe.

Tras haber aterrizado en la élite del balompié, el Leganés consiguió una más que sufrida, pero merecida, permanencia en Primera. Continuar con la filosofía del gran ‘capitán’ Garitano ha permitido a la ciudad madrileña soñar más fuerte en la presente temporada. Los pupilos del ‘lider’ de Butarque se encuentran ahora en una situación más cómoda que la pasada campaña liguera y, aunque no se desmarcan de su principal objetivo, tienen el punto de mira en los siempre codiciados puestos europeos. Y que nadie les quite la ilusión.

Por primera vez en su historia, el ‘Lega’ consiguió el pasado miércoles el pase a los cuartos de final de la Copa del Rey tras eliminar a domicilio a uno de los grandes de Primera División, el Villarreal de Javier Calleja. El cuadro blanquiazul continúa haciendo historia en el deporte rey y, sin duda alguna, seguirán soñando más fuerte ante el Real Madrid, su próximo rival en el torneo del K.O. La afición pepinera puede estar muy orgullosa de sus muchachos y de Garitano, el hombre que devolvió la sonrisa y la ilusión a una ciudad que hace del fútbol una religión.

Comentarios