viernes 13.12.2019
ESPAñA-REPúBLICA CHECA

Un debut con Casillas ausente y sin Xavi ni Villa

El debate en la portería centra las horas previas al debut de ‘la Roja’ en la Eurocopa, aunque el relevo generacional preocupa más en otras zonas del campo

España pierde a la columna vertebral de 2008.
España pierde a la columna vertebral de 2008.

España debuta este lunes frente a un equipo que no asusta al viejo continente. La República Checa es un equipo que lleva una marcha muy irregular en los últimos tiempos, a pesar de que logró dejar fuera a Holanda en su grupo de clasificación. Sin embargo, los hombres de Del Bosque ya saben que tendrán que correr mucho si quieren vencer a los hombres de Pavel Vrba.

De hecho, el mayor peligro de esta selección con demasiadas viejas glorias lo tiene en sus botas Vladimir Darida. Este centrocampista es el futbolista que más corre de la Bundesliga porque tiene su capacidad física le permite tocar en todas partes con lucidez durante los 90 minutos.

Esto no preocuparía a la España del 2008 ni a la del 2012, pero resulta que Xavi se retiró de la selección y no hay ningún relevo generacional en esa parte del campo o al menos Del Bosque no apuesta por los jóvenes. El centrocampista de Terrasa también era capaz de correr muchísimo y sabía neutralizar a sus rivales en la medular a base de toques que extenuaban a cualquiera.

Sin embargo, este lunes jugará Cesc en esa zona del campo e Iniesta tendrá que aportar mucho más en la creación. Silva y Busquets completarán un centro del campo continuista, pero ningún futbolista ha sido capaz hasta el momento de tomar un rol parecido al de Xavi. De hecho, el actual centrocampista del Chelsea fracasó en el Barcelona en su intentó de suceder al ‘6’.

Solo hay un recambio claro en la portería

Por otra parte, Morata y Aduriz también producen más dudas que certezas. De hecho, desde que Villa dejó de entrar en las listas del seleccionador nadie ha cogido la responsabilidad del gol. El máximo anotador histórico de ‘la Roja’ ha dejado un hueco inmenso, ya que España no ha tenido problemas para dominar muchos partidos, pero sus delanteros han tenido muchísimas dificultades para marcar. La derrota contra Georgia no es un drama, pero sí es un síntoma claro de que los problemas de esta selección están arriba y no hay que obsesionarse con los guardametas. Sin gol, los fallos puntuales de la defensa penalizan más.

El escándalo De Gea desvió la atención a la portería, cuando en realidad España ha concedido muy pocos goles en los últimos años. Además, el morbo de que el capitán quedase relegado a un segundo plano creó un debate que futbolísticamente tenía muy poco sentido. De hecho, el mismo Casillas sabía que no iba a esta Eurocopa con un rol protagonista desde el primer momento.

El portero del Oporto se negó a conceder entrevistas desde el primer momento y solo atendió a dos medios internacionales durante la concentración. Además, en la rueda de prensa previa al partido tampoco compareció. Eso es un dato sintomático de que no va a jugar, puesto que el capitán de ‘la Roja’ siempre ha dado la cara ante la prensa en las horas previas al debut. En su lugar, lo hizo Sergio Ramos porque será el que porte el brazalete.

Asimismo, la web de la selección oficializa pocas horas del inicio del partido que De Gea será el titular, pese a sus líos extradeportivos. Juanfran, Jordi Alba, Piqué, Ramos, Busquets, Cesc, Iniesta, Silva, Nolito y Morata completan la alineación, que es la misma con la que Del Bosque probó hace unos días en el entrenamiento, antes de que el nombre del portero del United quedara salpicado.

Comentarios