domingo 24/1/21
Barcelona 0-0 Málaga

El Barça no es nada sin Messi

El equipo de Luis Enrique dejó unas sensaciones pésimas y no fue capaz de imponerse a un Málaga ultradefensivo que jugó durante varios minutos con diez. El árbitro también tuvo parte de culpa en el resultado

Piqué solo pudo lamentarse de su suerte.
Piqué solo pudo lamentarse de su suerte.

El Barcelona se complicó la Liga en un partido ante el Málaga en el que ninguno de los dos equipos fue capaz de hacer ni un solo gol. Los andaluces salieron al campo con ese claro objetivo, pero los azulgranas ni siquiera fueron capaces de crear ocasiones con asiduidad. Los de Luis Enrique sufrieron un gol anulado injustamente y unos cuantos balones al palo, pero tampoco hicieron méritos para conseguir un resultado holgado.

Kameni logró mantener su puerta a cero en el Camp Nou gracias a varias paradas impresionantes, aunque terminó el partido tocado físicamente. El árbitro se convirtió en protagonista en los minutos finales con dos expulsiones rigurosas sufridas por los visitantes y sobre todo con un gol anulado de forma injusta a Piqué.

Paco Alcácer volvió a hacer un papelón, ya que su equipo estuvo completamente volcado al ataque durante todo el partido y él pareció invisible. Neymar dio la cara, aunque tampoco tuvo su día, por lo que quedó claro que Messi y Suárez son más de la mitad de este equipo. Luis Enrique tenía muchas bajas, pero tampoco fue capaz de ofrecer ni una sola solución desde el banquillo.

Con la ausencia de Luis Suárez por sanción, Messi se unió a la plaga de lesionados en el último momento, por lo que Luis Enrique tuvo que sacar un once de circunstancias. Pese a todo, el Málaga no le perdió el respeto en ningún momento y Juande Ramos hizo un planteamiento ultradefensivo para no llevarse un saco de goles del Camp Nou.

Neymar estaba en la obligación de coger el mando del equipo, aunque en la primera parte no apareció como se esperaba y el equipo blanquiazul logró su objetivo. Piqué estuvo muy cerca de marcar en dos jugadas a balón parado, pero primero Kameni y después el poste frustraron sus intentos. Además, el portero camerunés también respondió a la perfección ante un disparo de Rafinha desde la frontal del área.

El centrocampista hispano-brasileño volvió a ser uno de los más activos del equipo azulgrana, mientras que Paco Alcácer no aportó absolutamente nada al juego. Por su parte, Sandro fue el jugador más activo por parte visitante, pero estuvo demasiado solo en ataque y bastante tuvo con llegar a disparar en posición muy forzada en un par de ocasiones.

Juan Carlos pudo poner el partido patas arriba

Además, tras el paso por los vestuarios, el choque siguió por los mimos derroteros, pero el Málaga tuvo por primera vez una ocasión muy clara a la contra. Juanpi metió un balón al espacio, Juan Carlos trazó una buena diagonal y superó a Ter Stegen en velocidad, pero su disparo fue a parar al lateral de la red, cuando el portero ya no podía hacer nada para evitar el tanto.

Además, con e paso de los minutos, daba la sensación de que el Málaga sufría mucho menos y se sentía cada vez más cómodo dentro de su planteamiento. Pero el árbitro quiso complicarle más la vida a los visitantes. De Burgos Bengoetxea expulsó a Diego Llorente por una entrada por detrás que tenía el claro objetivo de parar a Neymar, pero que en ningún momento iba a hacer daño, con lo que podía haber zanjado la jugada con una simple tarjeta amarilla.

Con esa superioridad, Neymar pudo desequilibrar un poco más, pero los minutos pasaban y el gol no terminaba de llegar. Asimismo, Rakitic perdonó claramente en una jugada a balón parado en la que remató completamente solo, pero no fue capaz de darle dirección a su cabezazo. En cualquier caso, ya se veía que los últimos instantes del partido se le iban a hacer eternos a los de Juande.

De hecho, André Gomes envió un balón al larguero en una jugada que el árbitro anuló por un fuera de juego inexistente. En la continuación, Piqué logró marcar, pero el tanto no subió al marcador. Además, el colegiado tampoco señaló penalti por un ligero agarrón dentro del área sobre el central azulgrana, mientras que el Camp Nou enloquecía en las protestas.

Pese a todo, el Málaga supo perder tiempo en los últimos compases y achicó agua hasta que llegó el final del encuentro. Kameni acabó tocado y casi le da un disgusto a su equipo con una salida horrible, pero después supo rectificar y sacó un remate de Neymar de la misma línea de gol. Finalmente, el árbitro expulsó a Juan Carlos por una protesta airada por el largo tiempo de descuento.

Comentarios