sábado 28.03.2020
Atlético de Madrid 1-1 Qarabag

El Atlético, más cerca de la Europa League

Thomas igualó el tanto inicial de Míchel, pero Sehic, en los minutos finales, evitó que el conjunto de Simeone culminara la remontada. Solo un milagro permitiría a los rojiblancos alcanzar las semifinales

Griezmann.
Griezmann.

Sin margen de error. Así afrontaba un trascendental envite el Atlético de Madrid. Sus tropiezos en las tres jornadas de Champions obligaban al conjunto rojiblanco a cosechar un triunfo frente al débil Qarabag, independientemente de lo que Roma y Chelsea hicieran en el otro duelo del grupo. La necesidad se notó en el comienzo feroz de los pupilos de Simeone, con una elevada presión y con un disparo de Griezmann que si no llega a ser por Sehic se hubiera convertido en el primer tanto. 

El escaso acierto de cara a portería ha condenado al Atlético en lo que va de temporada se repitió en el primer periodo. No sólo por la ocasión errada por el francés. Gameiro, tras una pared inmaculada con Correa, tampoco fue capaz de batir a Sehic. Hasta Godín pudo abrir la lata con uno de sus habituales cabezazos, pero llegó demasiado forzado al centro de Thomas. Con el transcurso de los minutos el Atlético perdió terreno y también el esférico. El Qarabag se empezó a asomar y Pedro Enrique, en un par de ocasiones, dio los primeros avisos.

Entre un juego excesivamente duro, el Qarabag se encontró con el tanto de Míchel, que al borde del descanso cabeceó a la perfección para batir a Oblak. El drama se vislumbraba en el Wanda, hasta que en cuestión de minutos el envite dio un giro inesperado. Un sutil toque de Griezmann y un derechazo de Thomas permitieron al Atlético establecer las tablas. Segundos después. Pedro Enrique era expulsado por una brusca entrada a la altura de la cara. 

Se empezaba a oler la remontada, pero de nuevo el conjunto rojiblanco acusó su falta de gol. El equipo se volcó en el área rival y las ocasiones no se hicieron esperar. Filipe, Saúl, Gabi, Gaitán... todos anduvieron cerca, pero ninguno logró el tanto del triunfo, en parte por culpa de la inmensa actuación de Sehic. Entre tanto, Savic dejó al Atlético con diez. Cuarto pinchazo en cuatro encuentros que dejan al Atlético al borde del abismo. Los pupilos de Simeone necesitan dos triunfos frente a la Roma y el Chelsea, vigilando el golaverage. 

Comentarios