viernes 23.08.2019
BRASIL 2014

“Este año han asesinado a 121 niños por el Mundial”

El periodista danés que denunció asesinatos en Brasil muestra sus pruebas en un documental

El fútbol no ayuda a los niños de la calle. | GTRES
El fútbol no ayuda a los niños de la calle. | GTRES

Mikkel Keldorf Jensen decidió abandonar Brasil hace semanas. Sin embargo, al sentirse seguro en Europa, emitió un mensaje en Facebook que conmovió a la opinión pública internacional. Según su testimonio, muchos niños mueren en Brasil de manos del Gobierno para limpiar las calles de cara al Mundial.

No obstante, el periodista danés decidió muchas críticas por esa afirmación. El gobernador de Fortaleza, la ciudad donde supuestamente ocurren los crímenes, le tilda de “criminal” y de “actuar con mala intención”. Además, varias ONG’s que trabajan en la zona no entendían que el periodista no se hubiese quedado más tiempo para recabar pruebas y ayudar a los niños.

Por eso, Mikkel Keldorf Jensen publicó hace unos días en YouTube su documental “El precio de la Copa del Mundo", donde aparecen testimonios que apoyan la versión del periodista. Se dice que en la “séptima ciudad más peligrosa del mundo” no existen listas oficiales de asesinados, pero que el número real de menores asesinados este año es de 121. Las muertes se habrían producido a cargo de “escuadrones de la muerte” contratados por empresarios encargados de la organización del “mega-evento” y por concejales y otros políticos de administraciones locales.

Asesinarían a los jóvenes para propagar el miedo y que el resto decida dejar la calle

Asimismo, también se cuenta que la inversión en proyectos sociales para sacar a los niños de la calle a disminuido porque el dinero se ha destinado a las obras del Mundial. De esta forma, el testimonio más desgarrador del documental corre a cargo de Manoel Torquato, coordinador de uno esos proyectos, que asegura que las autoridades han encontrado una forma más barata de sacar a los niños de la calle: “Comenzamos a ver en las ciudades grupos de exterminio, disparando a niños que dormían en la calle”. “La intención era propagar una señal de terror para que esas personas salgan de la calle”

Por último, Manoel cuenta un episodio que parece ser común en Fortaleza: “Un coche negro pasó por una conocida avenida de Fortaleza, bajó la ventanilla y disparó a cuatro niños que estaban durmiendo con sus amigos. Dos murieron y dos todavía están en el hospital”, aseguró. 

Comentarios