sábado 19.10.2019

Zapatero reactivará el impuesto del patrimonio a petición de Rubalcaba

Fuentes del entorno del candidato han informado de que será el Consejo de ministros del próximo viernes el que adopte esa decisión

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reactivará el próximo viernes el impuesto sobre el patrimonio tras la petición expresa que en ese sentido le ha realizado el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En un acto en la localidad madrileña de Galapagar organizado por la Fundación Ideas, Rubalcaba ha explicado que había hecho ya a Zapatero la petición de recuperar ese impuesto pero sin que, como ocurría con anterioridad, afecte a las clases medias.

Fuentes del entorno del candidato han informado de que Zapatero ha accedido a esa petición y, de hecho, le ha adelantado que será el Consejo de ministros del próximo viernes el que adopte esa decisión.

El Gobierno de Zapatero fue el que aprobó en su día una exención del cien por cien de ese impuesto, aunque no lo eliminó totalmente.

Esa circunstancia es la que permite ahora que el viernes, mediante un real decreto y sin necesidad de una nueva ley -como tendría que haber ocurrido en el caso de que el impuesto hubiera sido eliminado- el Gobierno lo reactive aunque modificado, a petición del candidato socialista, para evitar que afecte a las clases medias.

Las fuentes citadas han señalado que el impuesto que saldrá el viernes del Consejo de ministros no es el que más le gusta a Rubalcaba, aunque es el único posible para que entre en vigor ya y el dinero que se recaude pueda estar disponible el próximo año.

La intención de Rubalcaba es que en su programa electoral figure la aprobación en la próxima legislatura de un nuevo impuesto de patrimonio acomodado ya a lo que cree que éste debe ser de forma definitiva.

En el programa socialista se fijará que el nuevo impuesto tendrá carácter estatal y no autonómico, como es el que se va a resucitar.
Rubalcaba ha insistido en que la recuperación del impuesto del patrimonio es algo justo y que hacerlo en este momento permitirá que en 2012 se disponga ya de ese dinero, que él ha dicho que pretende dedicar a generar empleo para los jóvenes.

Según sus cálculos, este impuesto añadirá una recaudación adicional de 1.400 millones de euros.

Rubalcaba, quien ha estado acompañado por Jesús Caldera, responsable de la Fundación Ideas, y por el ex presidente del Congreso y "padre" de la Constitución, Gregorio Peces Barba -con el que ha bromeado agradeciendo que en medio del acto sonara en su teléfono móvil el himno del Real Madrid-, ha defendido llevar a cabo una campaña electoral respetuosa con los ciudadanos.

Eso implica, a su juicio, exponer claramente las propuestas, decir cómo se van a financiar y tener claro que los votos son de ellos porque "hay quien cuenta votos como si fueran suyos y se pasan el día haciendo caja".

Rubalcaba ha vuelto a exponer sus planteamientos en materia de educación, sanidad, creación de empleo y ayuda a los emprendedores, momento en el que ha reiterado sus propuestas de eliminar trabas, simplificar la legislación y facilitar el crédito.

En el desarrollo de esas ideas ha insistido en que, con los socialistas, la sanidad seguirá siendo pública y absolutamente gratuita.
"Eso no es un eslogan, porque tras esa idea hay una cifra que permitirá decir que lo podemos hacer", ha precisado al tiempo que ha defendido dedicar más dinero a becas y a la universidad.

Al hablar de educación, ha vuelto a defender a los profesores de los ataques injustos que cree que sufren por parte de dirigentes del PP como la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

"España debe mucho a sus profesores", ha subrayado antes de respaldar totalmente la reforma de las pensiones que se ha aprobado en la presente legislatura y comparar a los socialistas con los "arquitectos" del Estado del bienestar.

Rubalcaba ha instado a los socialistas a no preocuparse de los comentarios sobre si ganan o pierden las elecciones del 20 de noviembre y les ha pedido trabajo, firmeza y respeto porque cree que todo ello será reconocido por los ciudadanos.