Martes 16.10.2018
Cambiará la Ley del Seguro

Si matas por conducir usando el móvil pagarás tú y no tu seguro

Conductor que circula, mira un whatsapp, atropella a un peatón y lo mata. Hasta ahora, el seguro del coche pagaba indemnizaciones y multas. Pero la DGT estudia un cambio: que  pague quien mata

Conductor usando el móvil al volante para hacerse un selfie
Conductor usando el móvil al volante para hacerse un selfie

Provocar un accidente mientras se conduce utilizando el teléfono móvil no va a resultar ya gratis al infractor. Tráfico estudia una propuesta de Pons Seguridad Vial para que los seguros puedan reclamar al conductor el pago de todas las indemnizaciones si iban hablando o manipulando el móvil al volante en el momento del siniestro. Así ocurre ya si el conductor va bebido, drogado o si se trata de un kamikaze.

Si dejamos de utilizar el teléfono mientras conducimos se pueden salvar 200 vidas al año, según esta consultora.

El coste de las indemnizaciones

La consecuencia para el conductor que provoque un accidente por utilizar el móvil será económica, además de penal con la posible condena por lesiones u homicidio imprudente. Las indemnizaciones por un fallecido en un siniestro pueden alcanzar los 300.000 o 350.000 euros dependiendo de las circunstancias. 

El cambio legal

La propuesta de Pons Seguridad Vial es "actualizar la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor de 2004 con el objetivo de que los conductores respondan con su patrimonio por los daños ocasionados al conducir utilizando el teléfono móvil, una infracción que ya es el primer factor de distracción y siniestralidad al volante". 

La víctima del accidente será compensada primero por el seguro, pero la compañía podrá reclamar judicialmente el pago al conductor. Lo que se llama el "derecho de repetición". 

Según las estimaciones de la consultora, esta medida y su impacto en el comportamiento del conductor "podría reducir entre un 30% y un 40% los siniestros derivados de la utilización del móvil, lo que en la práctica rebajaría entre 150 y 200 al año las muertes derivadas de este tipo de distracción desde la puesta en marcha de la medida". En 2017, según la DGT, 500 conductores perdieron la vida por el uso indebido del smartphone al volante. 

Este cambio es visto con buenos ojos por la DGT, que incluso lo ha apoyado en redes sociales:

Ramón Ledesma, autor del informe y asesor de PONS Seguridad Vial, considera que los supuestos de la facultad de repetición que se establecieron en los años 90 “están caducos”. “En esa época en la que no existían teléfonos móviles no se podría prever el impacto de las nuevas tecnologías. Las distracciones se han convertido desde 2006 en el primer factor de accidentalidad, por encima de la velocidad inadecuada, el alcohol, no respetar las prioridades de paso o la conducción temeraria".