sábado 21.09.2019
Salto violento a la valla

Los guardias civiles heridos en Ceuta muestran los daños por cal viva

 

Es el asalto más violento que recuerdan. Con lanzallamas caseros pero igualmente peligrosos y cal viva, que ha provocado quemaduras a varios agentes en brazos y rostro

 

 

Heridas de un guardia civil de Ceuta
Heridas de un guardia civil de Ceuta

Quince agentes de la Guardia Civil fueron atendidos ayer en el Servicio de Urgencias por quemaduras y trastornos respiratorios provocados por la cal viva y los aerosoles con los que fueron rociados por los inmigrantes durante el salto a la valla, en el que lograron colarse 600 subsaharianos. Todos los agentes han sido dados de alta.

Cinco de los agentes necesitaron una atención más especializada ya que sus heridas eran de mayor importancia. Sobre todo las quemaduras causadas por la cal viva en brazos, cuello y en la cara. Hoy algunos han difundido imágenes de estas heridas.

A uno de ellos le dieron con cal en un ojo, pero no corre peligro de perder la visión, según han dicho fuentes de la Guardia Civil de Ceuta a Estrella Digital. 

Es la primera vez que la Guardia Civil ve esta agresividad, con sprays como si fueran lanzallamas e incluso algunos cócteles molotov que no llegaron a estallar. También traían radiales para cortar la valla.

Las armas caseras de los inmigrantes

Lanzallamas caseros fabricados con botes de laca para el pelo. Aprietan el spray, colocan un mechero delante y provocan la llama. Ha sido una de las armas más peligrosas utilizadas hoy por los inmigrantes contra los agentes en la valla de Ceuta.

Lanzallamas utilizado por los inmigrantes en el salto a la valla

También han atacado con sosa cáustica, lo que ha provocado heridas en ojos, brazos y manos a los guardias civiles, que han tenido que ser atendidos en el hospital.

sosa caustica

Incluso han preparado botellas con heces para arrojárselas a las fuerzas de seguridad.

Botes de heces

El salto, uno de los más masivos y violentos que se recuerdan, ha dejado los Centros de Acogida Temporal desbordados. 

Inmigrantes heridos

Cinco de los veinte inmigrantes que fueron trasladados ayer al Hospital de Ceuta como consecuencia de las heridas que sufrieron al saltar la valla fronteriza permanecen hoy internados en este centro.

El Hospital de Ceuta tuvo que reforzar ayer su servicio de Urgencias con enfermeros de otras unidades para atender hasta veinte inmigrantes heridos durante el asalto masivo a la valla, en el que 602 inmigrantes lograron acceder desde Marruecos a España, de los que quince fueron dados de alta.

Tres de estos inmigrantes tuvieron que ser intervenidos quirúrgicamente, otro fue escayolado para reducir una fractura y el quinto subsahariano sigue ingresado por presentar heridas de diversa consideración.

El reforzamiento del Servicio de Urgencias del hospital ceutí con enfermeros de otras unidades de la ciudad autónoma para suturar las heridas de los inmigrantes y atender a los guardias civiles, transcurrió con normalidad aunque obligó a suspender una intervención programada.