domingo 15.12.2019

Las quiebras empresariales alcanzan su mayor nivel en el Reino Unido desde 1993

Un total de 4.941 compañías británicas se declararon en bancarrota en el primer trimestre9, el doble que un año antes y la mayor cifra desde 1993, según informó ayer el Servicio de Insolvencia del Reino Unido, que vigila a las empresas con problemas financieros en Inglaterra y Gales. Sin embargo, a pesar de que el número de insolvencias corporativas aumentó el 54% interanual, este dato supone una caída del 7% con respecto a la cifra registrada en el último trimestre del 2008.

Respecto a las quiebras protagonizadas por particulares, el organismo indicó que 29.774 personas se declararon insolventes entre enero y marzo, un 19% más que hace un año.

Los expertos advierten de que a lo largo del año cerca de 150.000 británicos podrían declararse en quiebra, superando así el récord histórico de 107.000 insolvencias registrado en el 2006.

Las dificultades de refinanciación derivadas de la crisis financiera, así como el incremento del desempleo son las razones que los analistas esgrimen para explicar el aumento del número de bancarrotas, que incluyen a aquellas empresas y personas en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

Ante esta situación, el Servicio de Insolvencias debatirá en junio cómo mejorar los procedimientos legales para evitar que el número de suspensiones de pagos siga creciendo, como anunció el Gobierno laborista de Gordon Brown durante la presentación en abril de los presupuestos del Estado para el ejercicio 2009-2010.

Las quiebras empresariales alcanzan su mayor nivel en el Reino Unido desde 1993