Viernes 16.11.2018
Sabrá si vuelve a prisión la próxima semana

La Policía mantiene que el guardia civil de La Manada quería el pasaporte a toda costa

Las versiones de la Policía y de Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil de La Manada, siguen siendo totalmente contradictorias. Los jueces de Pamplona tendrán que decidir si lo ingresan o no en prisión con esta división de pareceres

 

Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil de La Manada
Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil de La Manada

La vista no ha servido para aunar versiones. Todo sigue igual. Antonio Manuel Guerrero ha asegurado que fue a pedir información y que quería el duplicado de su pasaporte para entregárselo al Juzgado en cumplimiento de las medidas cautelares. Y la Policía, mediante los testimonios de las funcionarias que lo atendieron en la comisaría de Tablada, que sólo pidió el duplicado. Nada de preguntar por su situación, quería el pasaporte. Y añaden que nunca les enseñó el auto de libertad provisional del juzgado.

Víctor Sarasa, abogado del Ayuntamiento de Pamplona, ha confirmado a la salida de la vista que Guerrero en la comisaría "no consultó nada, sólo quiso sacarse el pasaporte". Dice que las versiones de la policía y de Guerrero son "diametralmente opuestas". Y que todas las acusaciones y la Fiscalía han pedido el reingreso en prisión "por el riesgo de fuga que se ve incrementado por las actuaciones de este señor tendentes a la obtención de un pasaporte sabiendo  que no lo podía obtener".

Dicen los abogados de la acusación particular, que han seguido la vista desde Pamplona, que la decisión de la sala se comunicará seguramente a mediados de la semana que viene.

Uno de los argumentos utilizados por la defensa de Antonio Manuel Guerrero es que el ex conseller de Presidencia catalán, Jordi Turull, hizo lo mismo que él al salir en libertad el pasado diciembre: pedir un duplicado del pasaporte en una comisaría de Barcelona. Y que nadie quiso meterlo de nuevo en prisión.

Guerrero, su novia y su padre han salido de la vista sin hacer declaraciones.

La Sala Segunda de la Audiencia de Navarra debe decidir con las pruebas y testimonios presentados si decretar el reingreso en prisión del agente o no.