viernes 18.10.2019

Miles de personas apoyan al régimen iraní y piden el castigo de los líderes opositores

Al grito de "muerte a Musaví" y "castigo mortal para los responsables de la conspiración", cientos de miles de iraníes movilizados por el Gobierno salieron este miércoles a la calles del país para expresar el apoyo al régimen. Llegados en autobuses y furgonetas desde diferentes puntos de la capital, los manifestantes se congregaron en torno a la calle Enguelab, escenario el pasado domingo de violentos enfrentamientos entre las Fuerzas de Seguridad y grupos de oposición que trataban de protestar contra el régimen. Este miércoles, apenas tres días después, la imagen que mostraba la televisión estatal en directo era muy distinta.

Hombres y mujeres envueltas de la cabeza a los pies con largos velos negros, llamados chador, desfilaban por las calles del centro de la capital y de otras ciudades con retratos del líder supremo de la Revolución, ayatolá Ali Jameneí, y del controvertido presidente del país, Mahmud Ahmadineyad.

Los gritos de apoyo al líder se mezclaban con eslóganes en los que se culpaba a los adalides de la oposición, Mir Husein Musaví y Mehdi Karrubí, de las sangrientas manifestaciones de días pasados y de la inestabilidad política y social que atraviesa Irán desde la polémica reelección del mandatario.

"Muerte a Musaví", "muerte a quienes se oponen a la Velayat-e Faquih" (nombre que designa al sistema teocrático iraní) clamaba una multitud encendida, que en algunos puntos quemó banderas de Estados Unidos e Israel, según las imágenes proporcionadas por los medios oficiales.

"Musaví es el responsable de la sangre vertida".... "nos sacrificaremos por nuestro líder supremo", fueron otras de las consignas más repetidas según la televisión estatal, que mostró imágenes de concentraciones similares en otros puntos del territorio nacional.

La manifestación de este miércoles responde a la movilización que llevó a cabo el pasado domingo la oposición, que desde hace seis meses denuncia como "fraudulento" el resultado de los comicios presidenciales del pasado 12 de junio y critica la actuación del régimen.

Miles de personas apoyan al régimen iraní y piden el castigo de los líderes opositores