sábado 14.12.2019

Illana y Calvo muestran en el Mundial la progresión de los saltos españoles

Los saltadores españoles Javier Illana y Carlos Calvo, sexto y duodécimo, respectivamente, en la final de trampolín desde 1 metro, mostraron en los Mundiales de Natación de Roma la progresión de este deporte en España.

España, con sólo ochenta licencias federativas en este deporte y apenas plataformas de saltos en su territorio, fue junto a China, que las cuenta por millares y ha dominado esta especialidad en el último lustro, el único país que colocó a dos saltadores en la final que abrió estos campeonatos.

El chino Kai Qin ganó la primera medalla de oro de los Mundiales de Roma, que este sábado se inaugurarán oficialmente, al imponerse en esta final a su compatriota Xinhua Zhang, plata, y al australiano Matthew Mitcham, bronce.

Kai Qin se alternó con Mitcham, campeón olímpico en plataforma desde 10 metros en Pekín 2008, en la cabeza de la final, pero tras el quinto y penúltimo salto lideró la prueba hasta el termino de la misma con una suma de 449.00 por 445.90 de Zhang.

Illana empezó mal, en la novena y en la undécima plazas tras las dos primeras rondas, pero tras el cuarto salto se situó en la sexta posición para sumar 395.55 puntos.

El primer español obtuvo las siguientes notas: 63.55, 63.00, 73.50, 57.00, 65.00 y 73.50.

Esta es la mejor posición de Javier Illana en unos campeonatos mundiales.

Calvo realizó una competición en sentido contrario al de su compatriota. Llegó a ir séptimo, pero, poco a poco, se fue desinflando y, además, falló en el cuarto en el cual recibió sólo una nota de 21.70, que le condenó a la última plaza de la final tras haber sido penúltimo, undécimo, de los saltadores de las series eliminatorias de la mañana.

El segundo español logró las siguientes notas: 62.40, 70.50, 52.50, 55.50, 21.70 y 46.00.

El medallista de oro sumó 75.00, 76.50, 66.00, 76.80, 81.60 y 73.10 por 70.20, 63.00, 67.50, 75.20, 88.40 y 81.60 del de plata, y 76.50, 62.40, 76.50, 80.60, 69.00 y 75.20 del australiano medallista de bronce.

En la cuarta plaza se clasificó el británico Peter Waterfield, con 432.60, una por delante del ucraniano Ilya Kvasha, con 413.10 puntos.

Illana y Calvo muestran en el Mundial la progresión de los saltos españoles