sábado 14.12.2019

Fuerte carga policial contra los 'indignados' frente al Ministerio del Interior

Al menos 4 detenidos y 20 heridos tras el violento desalojo de la Policía en las inmediaciones a Colón

La aparente calma ha llegado a la Puerta del Sol. Después de una larga jornada intentando organizarse, parece que los movimientos de los manifestantes no han sido suficientemente consensuados. Durante la tarde de este jueves, en la Calle Preciados, un grupo de 150 'indignados' cantaban y coreaban lemas advirtiendo de que no “están dispuestos a pagar esta crisis” y que en absoluto abandonarán las calles.

Por su parte, los asistentes a la asamblea de Carretas, aproximadamente 200, ayudados por un megáfono trataban de consensuar los próximos pasos. Desde la 20.00 horas, los allí asistentes han intercambiado opiniones, escritos y han comunicado a los compañeros de las últimas informaciones que están siendo publicadas en cuanto a la postura de los políticos. Entre intervención e intervención, no han cesado los cánticos ya míticos de este movimiento como “lo llaman democracia y no lo es”.

El dispositivo policial desplegado este jueves, respecto al día anterior, ha sido reducido a la mitad. Los agentes, desprovistos de cascos y escudos, aguardan con tranquilidad a las puertas de los accesos de la céntrica plaza impidiendo cualquier intromisión que no estuviera acreditada. En vista de la dificultad, los 'indignados' se han dispersado y han callejeado por los alrededores intentando despistar al cordón policial.

A continuación, una marcha improvisada hacia Cibeles ha obligado a cortar el Tráfico en la Gran Vía. Tras unos minutos parados frente al Ayuntamiento de Madrid, una extensa columna de cerca de 2.000 personas han seguido avanzando hacia la Plaza de Colón, hasta la sede del Ministerio del Interior. Más de veinte furgonetas de la Unidad de Intervención Policial han aparecido cuando los congregados se han acercado al edificio para colocar un cartel que rezaba "Islandia es el ejemplo".

Tras la carga policial, 20 personas han resultado heridas, de los que siete eran policías nacionales. Uno de ellos, que se ha identificado como Luís, ha relatado en declaraciones a los periodistas mientras estaba siendo atendido, que ha recibido un golpe en la cabeza con una porra. Por su parte, Fuentes del Samur Emergencias Madrid ha informado esta madrugada de que ha atendido a 20 personas, de las que siete son policías nacionales. Además, 4 personas han sido detenidas.

Fuentes de comunicación del movimiento 15-M han asegurado que la carga policial ha sido "violenta e injustificada", ya que no ha habido ningún tipo de provocación por parte de los manifestantes. También han asegurado que al menos hay un detenido y varias personas con contusiones en varias partes del cuerpo.

Cuarto día de protesta

Tras la carga policial, se ha celebrado una nueva asamblea en la Plaza de Jacinto Benavente. En ella se han consensuado nuevas movilizaciones para este viernes, el cuarto día de protesta. Los 'indignados' han llamado a los ciudadanos a volver a salir a las calles a partir del mediodía para intentar de nuevo tomar la Puerta de Sol. Además, se decidió celebrar una manifestación "unitaria" a las 20.00 horas que partirá de Atocha hacia la sede del Ministerio del Interior y finalizará tratando de acceder al kilómetro 0.

Por otro lado, en esa asamblea se notificó que la comisión de Legal ofrecerá una rueda de prensa a mediodía de este viernes en la sede de la Asociación de Amigos de la Unesco de Madrid (CAUM) para explicar lo sucedido en la sede del ministerio.

El 15M escribe el siguiente capítulo

Desde el 12 de junio, día en el que se decidió por asamblea levantar el campamento de Sol, hasta hoy, el carácter combativo y reivindicativo de los 'indignados' no ha cesado. Primero fueron las largas y pacíficas sentadas en las inmediaciones al Congreso de los Diputados para reclamar la atención de los políticos. A continuación llegó el 19J, masiva manifestación internacional en la que se protestaba contra el Pacto del Euro. Y más tarde llegaron las marchas de 'indignados' procedentes de diferentes puntos de España y que confluyeron en Madrid con un destino común: Bruselas y la Comisión Europea. Mientras, un punto de información permanente permanecía en Sol a la espera de futuros acontecimientos.

Dichos acontecimientos se produjeron esta misma semana, cuando sin previo aviso el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Interior ordenaron el desalojo forzoso de los acampados en la Puerta del Sol y el Paseo del Prado. ¿Los motivos de este ataque repentino? Nadie lo ha confirmado aún, pero todo parece indicar que se debe a la visita del Papa Benedicto XVI a la capital entre los días 15 y 21 de agosto.

En la mañana del pasado martes, el último reducto que quedaba del 15M en Sol, el famoso punto de información, fue desalojado por más de 300 policías. Este hecho desató la ira de los 'indignados' que no han dudado en salir a la calle para protestar por lo que consideran un abuso de poder. La primera de la marchas se produjo este martes. El destino era Sol, pero el bloqueo de la policía impidió a los manifestantes acceder a la céntrica plaza, lo que les obligó a acabar en la Plaza Mayor. Algunos desafiaron al Gobierno quedándose a dormir. Sin embargo, en la mañana de este miércoles volvieron a ser desalojados. La respuesta no podía ser otra: nueva jornada de protestas.


Fuerte carga policial contra los 'indignados' frente al Ministerio del Interior