jueves 23.01.2020

Doce mil pacientes del Infanta Cristina amenazan con cambiar de centro si se privatiza

Los trabajadores denuncian que hasta el momento el coste por persona es de 365 euros al año y subirá a 492 euros si se externaliza la gestión sanitaria

La Plataforma Nuevos Hospitales contra la provatización de la gestión sanitaria en Madrid anuncian que doce mil personas del Hospital Infanta Cristina han firmadouna carta asegurando el cambio de Centro Sanitario si la privatización sigue adelante.Estas firmas, cuya campaña de recogida sigue abierta, serán entregadas en laConsejería de Sanidad, para que sea descontada su cápita a la empresaconcesionaria, o que toda su asistencia médica en un Hospital cien por cien público,sea facturada a dicha empresa.

A su vez denuncian que la cápita publicada en lospliegos, 492 euros, es "sensiblemente" superior a la anunciada por el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, en el mes de noviembre que era de 441 euros, "y muy por encima de lo que esteHospital ha gastado en el último año, 365 euros", asegura la plataforma en un comunicado. "Es decir, con gestión Pública gastábamos365 euros por habitante, y lo privatizamos por 492 euros, gastamos 19 millones euros más,que será el beneficio de la empresa concesionaria, (solo en el Hospital deParla)".

Los trabajadores del Hospital Infanta Cristina aseguran que tienen laobligación de garantizar una adecuada calidad asistencial a todos los usuariosdel centro, "y por ello, vamos a permanecer en él, aunque sea privatizado, vigilandoy denunciando cualquier irregularidad, ya sea por parte de la Consejería deSanidad (derivaciones a centros privados, por el Call Center), o por la empresaque opte a su privatización; incluso recurriendo a la vía judicial, si fuesenecesario".

"No vamos a permitir, que el expolio sanitario emprendido por el gobierno de la CAM,arruine la calidad asistencial que merecen los usuarios de la Sanidad Pública,a costa de los intereses económicos de empresarios depredadores", finaliza el comunicado.

Doce mil pacientes del Infanta Cristina amenazan con cambiar de centro si se privatiza