jueves 17.10.2019

La Corona, cada vez más cerca de incluirse en la Ley de Transparencia

El Congreso da luz ver al pacto anticorrupción que aboga por incorporar a esta norma las "instituciones que se financian esencialmente" con fondos públicos

El PP ha acabado dando su brazo a torcer. Conseguir un acuerdo global en materia anticorrupción era uno de los principales objetivos de los 'populares' en el Pleno del Congreso donde se han debatido las propuestas de resolución en el marco del Debate sobre el Estado de la Nación; y finalmente lo han logrado: 214 votos a favor, 120 abstenciones y 2 votos en contra para el Pacto anticorrupción presentado este martes en el Parlamento por el PP. Ahora bien, este resultado no le ha salido gratis. Al final, los 'populares' han aceptado que se aprobara la enmienda que CiU presentó a las iniciativas sobre corrupción y transparencia planteadas por PP, PSOE, UPyD y UPN.

Un texto similar al del PP, aunque con una importante diferencia: la inclusión de la Casa Real en el ámbito de aplicación de la Ley de Transparencia. En concreto, la enmienda aprobada aboga por incorporar a esta norma a aquellas "entidades e instituciones que se financian esencialmente a través de dinero público", un punto en el que CiU incluye expresamente a "la Corona". 

Parecía un hueso duro de roer, pero si el PP no quería ir solo en las votaciones referentes a este asunto, no le quedaba más remedio que pasar por el aro e incluir el concepto de la discordia: instituciones. Esto no quiere decir nada aún, pero sin duda es un avance significativo que le ha permitido contar no sólo con el voto favorable de CiU, Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Coalición Canaria y Unión del Pueblo Navarro y PNV, sino también con las abstenciones de La Izquierda Plural -que en un principio no se preveía- y el PSOE. También es cierto que se han registrado dos votos en contra, pero todo parece indicar que se ha tratado de un error.

Hace una semana, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sólo habló en el Debate sobre el Estado de la Nación de "partidos políticos, sindicatos y entidades que se financian esencialmente de dinero público". Muchos fueron los grupos que le preguntaron por la Casa Real, pero él dio la callada por respuesta. Optó por no pronunciarse a este respecto. Ya después, en los pasillos, fuentes gubernamentales descartaban incluir a la Corona en esta ley porque suponía "desarrollar" el Titulo II de la Constitución y que el Gobierno no estaba dispuesto. Según las misma fuentes, lo único que se incluiría sería el Patrimonio, que por el momento es lo que gestiona el Estado. No obstante, ahora parece que la intención empieza a ser otra.